Hidalgo

Indigna a damnificados de Tula apoyo de diez mil pesos para reconstrucción

"El presidente municipal dice que no hay recursos porque ya están etiquetadas las obras", dijo una de las damnificadas.
viernes, 5 de noviembre de 2021

PACHUCA, Hgo. (apro).- Dos meses después de las inundaciones por el desbordamiento de tres ríos en Tula, el gobierno federal comenzó con la entrega de un apoyo económico de diez mil pesos a los damnificados, quienes consideraron que es insuficiente porque, en su mayoría, perdieron todo su patrimonio.

“Nos dan ahorita diez mil pesos, pues ni para un refrigerador. No tenemos sillones, no tenemos nada, así, literal. El piso es de una casa deshabitada. Empezamos a pintar con lo que nos donaron y la pintura se está botando, porque aún no sale la humedad de las casas. No vemos para cuando”, contó una mujer de 58 años, habitante de la colonia San Marcos, donde el agua subió dos metros la noche del 6 de septiembre y la madrugada del 7, y cubrió por completo el primer piso, en el que perdieron los muebles. Ella fue rescatada junto con dos de sus nietas.

A los pobladores, contó, los citaron este día en el auditorio municipal José María de los Reyes y les informaron que probablemente les entregarían 35 mil pesos, como a cada familia afectada en agosto pasado en Veracruz por el impacto del huracán Grace; sin embargo, al llegar, les dieron órdenes de pago personalizadas por diez mil pesos.  

“Estábamos con la idea de que nos iban a dar 35 mil pesos, que tampoco es nada, y nos dieron diez. Son fregaderas”, reclamó esta mujer que pidió omitir su nombre por temor a que le retiren los apoyos, ya que después de que algunas personas publicaran en redes sociales las órdenes de pago, en las que se percibieron sus folios, acusaron que recibieron presión para eliminar sus comentarios o no sería efectiva la transacción. 

Añadió que los denominados servidores de la nación los convocaron por la mañana, como fecha única. Además, en caso de no aceptar, les comentaron que no habrá otro día ni otro apoyo. 

Lo anterior, previo a la visita anunciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador este fin de semana, en las instalaciones de la Universidad Tecnológica Tula-Tepeji, donde, de acuerdo con fuentes federales, sostendrá una reunión privada con su gabinete sobre los daños por las inundaciones.

“Viene el presidente y mucha gente se quiere manifestar, pero yo no creo que sea adecuado. Para empezar, viene con su personal de seguridad y no nos van a dejar pasar. Lo importante sería una reunión con nosotros, en la que nos escuche y podamos llegar a un acuerdo”, mencionó otra damnificada tras la convocatoria que circula en redes para protestar al arribo del mandatario.

Comentó que tras dos meses de que los ríos se desbordaron, no han recibido apoyos para reconstrucción por parte de los tres niveles de gobierno. Quienes los han apoyados, con despensas y muebles, es la sociedad civil y asociaciones religiosas, afirmó.

“Para la reconstrucción no hemos recibido nada. El presidente municipal dice que no hay recursos porque ya están etiquetadas las obras. El ayuntamiento nos entregó unos colchones que donaron. Se agradece a quienes lo hicieron, porque nos quedamos prácticamente sin nada, pero del gobierno, nada”, criticó.

La situación que viven, dijo, es más crítica, porque las lluvias continuaron y el municipio no ha logrado recuperarse económicamente, ante la pérdida completa de establecimientos y fuentes de empleo, además de que automóviles y viviendas quedaron inutilizables.

“No nos inundamos un día, nos inundamos cinco días. Bajaba el agua y a la hora de la tarde se volvía a inundar. Ya no teníamos nada en la casa, porque todo se echó a perder. Ahorita que están sacando lodo, se levantó la loseta de los pisos. Es frustrante. Envían esta limosna, porque es una limosna. No tiene idea de la devastación que estamos viviendo”, agregó.

Comentarios