Chiapas

Reo de El Amate denuncia tortura hacia él y su esposa durante su detención

"Nos pegaban en el estómago hasta asfixiarme, hasta el punto de muerte, interrogándonos con preguntas respecto a drogas, después de armar unos robos fui torturado con mi esposa", dijo el reo.
viernes, 12 de febrero de 2021

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Un reo del penal de El Amate, denunció que él y su esposa fueron víctimas de tortura por agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) que lo detuvieron en octubre del 2019 para auto incriminarse de un delito que según el interno no cometió.

Carlos Antonio López Robles, quien se encuentra en el Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS) No. 14 conocido como “El Amate”, ubicado en Cintalapa de Figueroa, narró que fue detenido y privado de su libertad de manera injusta por agentes de la Fiscalía de Alto Impacto, quienes con violencia entraron a su domicilio ubicado en la Colonia las granjas en Tuxtla Gutiérrez.

López Robles señaló que, el 29 de octubre de 2019, junto a su esposa fueron envueltos con vendas en la cara y cuerpo para inmovilizarlos y torturarlos con golpes, agua y toques eléctricos. Les colocaron bolsas en la cara, fueron colgados de pies y manos hasta quedar inconscientes, levantándolos con chorros de agua.

"Nos pegaban en el estómago hasta asfixiarme, hasta el punto de muerte, interrogándonos con preguntas respecto a drogas, después de armar unos robos fui torturado con mi esposa", dijo el reo.

Dijo que derivado de la tortura su estómago estuvo a punto de estallar y casi muere, por lo que los mismos agentes lo llevaron al Hospital Regional de Tuxtla Gutiérrez Chiapas donde fue operado inmediatamente, “post operado de laparotomía exploradora por traumatismo cerrado de abdomen”, expuso la víctima.

Puntualizó que, fueron los agentes de la Fiscalía de Alto Impacto en Chiapas los responsables de la tortura y lesiones que recibió junto a su esposa, dejándole secuelas permanentes en su estómago, piernas y rodillas, en el caso de su cónyuge en la columna vertebral.

López Robles mencionó que a su esposa la dejaron en libertad, sin embargo, elementos de la fiscalía la amenazaron, que si los denunciaba, la levantarían de nuevo. Por meses la persiguieron hasta que ella interpuso un amparo.

Ahora desde el penal del Amate, el reo pide ayuda a Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, para poder obtener su libertad inmediata.

“Soy inocente, el delito que se me acusa no me parece, se me violan mis derechos constitucionales y humanos, suplico la investigación por parte de la Fiscalía General de la República y que se me haga justicia por el delito de tortura de mi persona y de mi esposa, la atención médica inmediata y medicamentos que necesite, protección a mi persona la de mi esposa y, salud e integridad física y psicológica”, finalizó López Robles.

Por su parte, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A. C. (FRAYBA), en el marco de la campaña “El país donde se erradicó la tortura” evidenció la utilización de la tortura para simular justicia y fabricar culpables, y visibilizaron las huellas que deja en las víctimas, sus familias y la sociedad, en el ciclo de impunidad.

El CDH dijo que recibió 41 casos de tortura, en el periodo de enero del 2019 hasta marzo de 2020, el corte se realizó por el contexto de la pandemia, afectando las condiciones carcelarias, siendo probable que la cantidad aumentara o disminuyera.

Mencionaron que, según el panorama, la justicia nunca ha llegado a Chiapas, siendo una situación alarmante, pues los jueces y fiscales dan a entender que no conocen las leyes e incluso los protocolos.

Añadieron que, los presos de manera injusta se encuentran desesperados al igual que sus familias, porque sus procesos judiciales no avanzan, se encuentran detenidos, por ello se han manifestado.

Otro de los problemas, era la situación carcelaria que se vive dentro de los penales, muchas personas privadas de la libertad sobreviven a este sistema por apoyo y contribuciones de familiares.

Comentarios