Promete EPN cambiar el rostro de la pobreza a Chiapas

sábado, 31 de marzo de 2012
CHAMULA, Chis. (apro).- El candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, se comprometió hoy a rectificar el rumbo de México sumido, dijo, en una ola de violencia a inseguridad y lo que es peor, con el más bajo índice de crecimiento de toda América Latina en los últimos 70 años. Ante miles de indígenas tzotziles de Chamula y de varios municipios de la región de Los Altos de Chiapas, Peña Nieto llegó acompañado de su esposa, la actriz Angélica Rivera, y ambos fueron vestidos con la indumentaria tradicional indígena. Poco después del mediodía el candidato de la coalición Compromiso por México llegó a este otrora bastión 100 por ciento priista, donde la consigna popular era: “el que no toma ni fuma no es católico ni priista”. Ahora el PRD y el PAN han ido rompiendo esa estructura. Entre la multitud y colorido indígena, Peña Nieto arribó al templete seguido del senador con licencia del PVEM, Manuel Velasco Coello, precandidato a gobernador del estado por el tricolor y su partido en coalición. Peña Nieto habló de la violencia y la inseguridad que se vive en muchos rincones del país, por lo que señaló que su primer compromiso –de cinco que lleva como eje de su campaña– será “recuperar la paz y la tranquilidad para los mexicanos”. “Vamos a rectificar el rumbo de México”, reiteró. Agregó que en los últimos años cada vez más mexicanos pasan a engrosar las filas de la pobreza, calculados en unos 12 millones. Por eso aseguró que busca construir un México “incluyente y sin pobreza” como segundo compromiso. Lo que motivó a los miles de indígenas fue el tercer compromiso de “educación de calidad para los mexicanos”. “Crecer para generar más y mejores empleos para todos los mexicanos”, fue el cuarto compromiso y el quinto “recuperar el liderazgo y orgullo de México en el exterior”. El exgobernador mexiquense aseguró que México tiene el más bajo índice de crecimiento económico en 70 años y por ende esto se refleja en la pobreza. Se comprometió además a cambiarle el rostro de pobreza a Chiapas por un rostro de desarrollo y crecimiento. El candidato dijo que quienes critican la diversidad cultural indígena de México con el argumento de que no permite el progreso se equivocan, porque en su gobierno hará que esto sea un factor que enriquezca a la nación. Al terminar este evento donde también firmó su compromiso de aulas dignas y educación de calidad para todos, Peña Nieto visitó Comitán, donde un fuerte aguacero y granizada ahuyentaron a los simpatizantes del estadio de futbol municipal. Tan pronto como se fueron los camisas verdes del PVEM, los camisas rojas del PRI medio llenaron el lugar. El lodazal cubrió el sitio donde la mitad del sillerío permaneció vacío. Al igual que en Chamula, Peña Nieto prometió rehabilitar todas las aulas del país. También firmó el compromiso ante notario público para la construcción de un parque agroindustrial, además de la construcción de una autopista a la frontera sur, luego de que los comitecos y pobladores de los municipios aledaños se lo demandaron a gritos. “Se tiene que escuchar a la gente porque para gobernar se debe escuchar a los gobernados”, aseveró el candidato. En esta tierra del doctor Belisario Domínguez, Peña Nieto elogió al prócer de la patria que se opuso al régimen golpista de Victoriano Huerta en 1913. Días antes de la llegada de Peña Nieto, los priistas y verde ecologistas sostuvieron un desencuentro para organizar el evento del candidato presidencial. La razón fue que en este distrito electoral federal el PRI y el PVEM no van aliados, sino confrontados con candidatos propios: Jorge Constantino Kanter, un prominente líder ganadero y Eduardo Ramírez, un indígena de la región que hizo crecer al PVEM en toda esta región fronteriza.

Comentarios