videos

Pruebas en video que ya no demuestran nada

Ahora las imágenes valen más que mil palabras y por ende, un video mostrando un evento -el que sea- hace creer muchas veces a quien lo observa que es verdad.
domingo, 8 de agosto de 2021

Cuando era un niño, si alguien quería tener la razón sobre algún tema decía: "lo que te digo está en los libros" y que estuviese impreso era casi garantía de ser verdad. Los libros tienen esa facultad de llevar la palabra "verdadera" aunque nos damos cuenta que cuando entramos a la cuestión editorial para que nos publiquen nuestras propias obras, esta "verdad" se vuelve más subjetiva o en el fondo a veces son sólo opiniones de los autores de dichos libros.

Y esto viene a cuento porque parece que hoy en día el video está reemplazando la verdad que antes se nos decía estaba en los libros. Ahora las imágenes valen más que mil palabras y por ende, un video mostrando un evento -el que sea- hace creer muchas veces a quien lo observa que es verdad. Pero como en todo, hay bemoles y si no se sabe el origen de las grabaciones puede ser que nos estén engañando.

Por ejemplo, en los canales de videos de las redes sociales, en YouTube y en otras páginas de esta naturaleza, se presentan muchas veces videos extraordinarios. Imágenes de objetos voladores que francamente -si fuesen ciertas- ya no tendríamos duda alguna que los marcianos llegaron ya. Sin embargo, muchas de estas grabaciones son falsas, son montajes hechos por computadora, los cuales han sido ya muchas veces puestos al descubierto y aún así, hay muchas personas que aún creen que esos videos son reales. Un ejemplo notable es éste:

Otro video de platillos voladores, ahora rondando las desaparecidas torres gemelas, fue promovido por nuestro gurú de ovnis, Jaime Maussán, que lo dio por bueno y real, aunque era otro montaje computarizado, creado para una serie televisiva. Se puede ver aquí:

Otra historia a la que no le he oído a Maussán que acepte que es falsa. El punto es que en más de 70 años de fotos, grabaciones, videos con toda clase de calidades en su reproducción y es lo único que tenemos. No hay un solo tornillo de una nave extraterrestre.

¿Serán entonces los ovnis reales? La realidad es que no hay una prueba fehaciente de ello. Y sí, hay cosas extrañas en el cielo, sin duda, pero no necesariamente están los marcianitos verdes vigilándonos. Vamos, con la inmensidad del universo no parece claro cómo es que han llegado desde quién sabe qué confines del gigantesco universo para decidir visitarnos a nosotros.

Y es que los videos falsos, creaciones computarizadas, van ahora más allá. Hoy existe la tecnología de "Deep fake", que permite hacer que un personaje popular (político, actor, etcétera) en video, diga lo que se nos antoje que diga, con su misma voz. Véase

Hace un par de años se podía notar que se trataba de un montaje hecho por computadora. Hoy es mucho más perfecto y la realidad es que es imposible distinguir entre un video grabado y otro montado.

La moraleja es simple: con tanta computadora, con tanto software, los videos no representan ya prueba de nada. La tecnología, incluso casera, ya es lo suficientemente sólida para hacernos creer lo increíble. Los videos de objetos voladores haciendo piruetas en el cielo o mejor aún, aterrizando en parajes solitarios de la Tierra, son prácticamente todos una producción más o menos bien lograda. De hecho, algunos videos rayan en la ingenuidad y se ven falsos desde una primera pasada, pero claramente la tecnología se supera día a día y es evidente que en el futuro, serán indistinguibles de la realidad.

Comentarios