Kenia, contra el tráfico de marfil

sábado, 30 de abril de 2016
El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, encabezó la quema de 11 enormes montañas de marfil, en una acción dramática que busca ilustrar la lucha de este país contra el tráfico ilegal del producto y a favor de la protección de animales. El marfil incinerado provino de unos 8 mil elefantes y 343 rinocerontes sacrificados para vender sus cuernos y colmillos, según el Servicio de Vida Silvestre de Kenia. "Ha llegado la hora de tomar una posición clara: Kenia está enviando el mensaje de que para nosotros, el único marfil que vale es el que tienen nuestros elefantes", dijo Kenyatta en el acto realizado en el Parque Nacional de Nairobi. Ese país propondrá una prohibición total del tráfico de marfil en la próxima Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora, que tendrá lugar este año en Sudáfrica.[gallery size="main-block" ids="439086,439087,439085"]

Comentarios

Otras Noticias