El pacto de yunquistas y calderonistas

viernes, 14 de mayo de 2010

MEXICO, DF, 14 de mayo (apro).- Las 40 propuestas a consejeros nacionales de la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) revelan las imposiciones del grupo de Felipe Calderón, que enlista a prominentes personajes que fueron repudiados por la militancia, pero también transparenta el pacto que mantiene con la ultraderechista Organización Nacional del Yunque.

En la disputa por el control del Consejo Nacional, máximo órgano de dirección del PAN --que elegirá en diciembre al sucesor de César Nava y que emitirá las reglas para la candidatura presidencial en 2012--, va a la delantera por un escaso margen la “tribu” que encabeza Calderón, una denominación que ya no es exclusiva de los perredistas.

Justamente la falta de fuerza del autodenominado “calderonismo” entre la militancia es que hizo valer su mayoría en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) para que las 40 propuestas de este órgano a consejeros nacionales sean de esa facción, 15 de los cuales tienen garantizada esa condición, entre ellos la mujer de Calderón, Margarita Zavala, y altos burócratas.

Los otros 25, la mayoría también empleados de Calderón y miembros de El Yunque, deberán ser electos miembros del Consejo Nacional por el voto de los delegados a la Asamblea Nacional que se celebrará dentro de una semana, el 22 de mayo, justo en el contexto de la previsible primera derrota del PAN en Yucatán.

Entre los 40 “calderonistas” propuestos por el CEN para ser consejeros nacionales se encuentran varios que fueron repudiados por la militancia panista en las asambleas estatales y municipales.

Hay dos ejemplos relevantes: Patricia Flores Elizondo, jefa de la Oficina de la Presidencia, y Jorge Manzanera Quintana, el principal operador electoral y político de Calderón.

Flores Elizondo, íntima amiga de Calderón, contendió por ser consejera en la asamblea estatal de Durango, en 18 de abril, pero la nula votación que recibió la hundió en el penúltimo lugar.

Peor le fue a Manzanera Quintana, quien como secretario general adjunto con Germán Martínez condujo la estrategia electoral del PAN en 2009: En la asamblea estatal de Chihuahua, donde presidió el PAN y tuvo como secretario general a Manuel Espino, la militancia lo mandó al último lugar de las votaciones.

Pero, por formar parte de la facción hegemónica en el PAN, los dos fueron incluidos en la lista de 15 personajes que tienen garantizado que serán consejeros nacionales, junto con otros parientes de Calderón: Su mujer, Margarita Zavala, y su prima política Mariana Gómez del Campo, diputada local y expresidenta del PAN capitalino.

En este elenco de allegados a Calderón destacan, también, Juan Molinar Horcasitas, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT); Jordy Herrera, director de Pemex Gas y Petroquímica Básica; Manuel Minjares, subsecretario de enlace con el Legislativo de la Secretaría de Gobernación; la coordinadora de los diputados panistas, Josefina Vázquez Mota, y las senadoras Gabriela Ruiz del Rincón y Blanca Judith Díaz.

Completan la lista de 15 inminentes consejeros nacionales del PAN personajes que forman parte de El Yunque, como Rogelio Carbajal, subsecretario de Función Pública; Herbert Taylor Arthur, coordinador de Innovación y Desarrollo del gobierno de Jalisco; José Raúl Hernández, representante del gobierno de Morelos en el Distrito Federal y exsecretario particular de Marco Antonio Adame; Alfredo Rivadeneyra, secretario general adjunto del PAN para asuntos internos, y Alejandra Reynoso, diputada por Guanajuato.

Aunque los allegados a Calderón han pretendido hacer creer que la organización ultraderechista de El Yunque es su adversaria en el PAN, sobre todo por la confrontación con Manuel Espino, en realidad existe un pacto que viene de hace años, y a ello obedece no sólo que haya numerosos militantes en la lista de 40 propuestas a consejeros, sino que el propio presidente de ese partido, César Nava, es juramentado.

Pero, además, una de las propuestas a consejero nacional de los “calderonistas”, y que hace nítida la alianza con El Yunque es Santiago Ardavín Ituarte, hijo de Bernardo Ardavín Migoni, jefe general de esa organización secreta.

Santiago Ardavín Ituarte es director general de Seguimiento de la Secretaría de Desarrollo Social que encabeza Heriberto Félix, uno de los prospectos de Calderón a candidato presidencial, y hermano de José Ramón, subdirector de la Comisión Nacional del Agua, que encabeza José Luis Luege, acreditado miembro de El Yunque.

Otros yunquistas impulsados por la tribu de Calderón son Francisco Xavier Salazar Sáenz, vicepresidente de la Cámara de Diputados; el senador Jorge Ocejo; Adrián Fernández, empleado en la Oficina de la Presidencia; Guillermo Bustamante, representante del PAN ante el Instituto Federal Electoral (IFE); el asesor de Nava en la presidencia, Rodrigo Iván Cortes, y el diputado local Fernando Rodríguez Doval.

Como Adrián Fernández, quien se decía creelista convencido y confrontado con el “calderonismo”, el exdiputado federal, Juan José Rodríguez Prats, cercano a Espino, decidió incorporarse al gobierno como asesor del secretario del Trabajo, Javier Lozano.

Completan la lista de propuestas del CEN a consejeros nacionales otros empleados de Calderón, como el vocero Maximiliano Cortázar; el secretario de Economía, Gerardo Ruiz Mateos; el secretario de Medio Ambiente, Rafael Elvira; el delegado de la SCT en Veracruz, Agustín Basilio de la Vega; la directora del Instituto de las Mujeres, Rocío García Gaytán, y el cónsul de México en Los Ángeles, Juan Marcos Gutiérrez.

También la jefa de Delegaciones de la Semarnat, Cecilia Laviada; el subsecretario de la SCT, Humberto Treviño Landois: la senadora suplente Josefina Gutiérrez Arce, suplente del senador Ricardo García Cervantes; los diputados federales Carlos Alberto Pérez Cuevas, Mariela Pérez de Tejada y Gabriela Cuevas; la diputada por Guanajuato, Elia Hernández; el senador Alejandro González Alcocer, y la coordinadora de los diputados locales del PAN, Laura Rojas.