Sin medicinas, más de la mitad de embarazadas con VIH

miércoles, 29 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (apro-cimac).- Más de la mitad de mujeres embarazadas y portadoras de VIH en México no reciben medicamentos antirretrovirales para evitar la transmisión del virus a sus hijos, reportó el Consejo Nacional para la Prevención y Control del Sida (Conasida). En su “Informe nacional de avances en la lucha contra el Sida 2012”, el organismo reconoció el grave rezago que existe en la atención a las mujeres con VIH. Detalló que 56.9% de las embarazadas que tienen el virus no reciben el tratamiento para reducir el riesgo de la transmisión materno-infantil. En el documento, presentado como parte de los compromisos internacionales de respuesta al VIH/Sida asumidos por México, el Conasida advirtió que “aún queda mucho por hacer en términos de prevención perinatal”. El riesgo de la transmisión materno-infantil del VIH, puntualizó, puede reducirse significativamente con el acceso a tratamiento antirretroviral a la madre y la profilaxis a los lactantes, así como la aplicación de prácticas seguras en el parto (cesárea) y lactancia (alimentación con sustituto de leche materna). El primer paso, indicó, es el diagnóstico temprano a las embarazadas con el virus. No obstante, advirtió que carece de información disponible sobre la proporción de mujeres gestantes que conocen su diagnóstico en VIH (cuántas se han hecho la prueba y obtuvieron el resultado durante el embarazo, parto o puerperio). Además de la falta de registro asequible, añadió, las embarazadas enfrentan otras dificultades, entre ellas que sólo en una cuarta parte de los servicios públicos donde se brinda atención perinatal pueden realizarse la prueba, conocer su estado serológico al VIH y acceder a tratamiento si resultan positivas a la enfermedad. Unidades disponibles Como parte de los rezagos en la Secretaría de Salud (SS) para atender a las mexicanas seropositivas, Conasida también informó que sólo 24.5% de los mil 501 servicios públicos de salud que brindan atención perinatal en el país realizan pruebas de VIH y brindan tratamiento antirretroviral a embarazadas para evitar la transmisión del virus al producto. De igual modo, únicamente en esos 368 servicios de salud pueden recibir tratamiento los recién nacidos de madres seropositivas. En los últimos 12 meses, el porcentaje estimado de infecciones infantiles por VIH transmitidas durante el parto de mujeres seropositivas en los últimos fue de 12.9%. Ante ello, el Conasida demandó la atención inmediata para recién nacidos con el virus, ya que la progresión de la enfermedad es muy rápida en la niñez, y sin un tratamiento temprano fallece el 50% antes de cumplir dos años de edad. La Organización Mundial de la Salud recomienda a los países realizar pruebas de VIH a lactantes a las seis semanas de nacidos, para poder definir su tratamiento.

Comentarios