"Pandilla transexenal" oculta detalles del asesinato de Ruiz Massieu

sábado, 20 de septiembre de 2014
A 20 años de ocurrido, ahora se sabe que los pormenores del asesinato de José Francisco Ruiz Massieu, secretario general del PRI en 1994, fueron enturbiados de manera deliberada tanto por Carlos Salinas de Gortari como por su sucesor Ernesto Zedillo. También se mantuvieron ocultos en los gobiernos de Fox y Calderón, según revela Humberto Hernández Haddad, en aquel tiempo cónsul de México en San Antonio, Texas, y testigo clave del caso. De acuerdo con él, “una pandilla burocrática transexenal” ha impedido el esclarecimiento de ese asesinato y del paradero de Manuel Muñoz Rocha, de quien incluso se solicitó en secreto su extradición al gobierno estadunidense. MÉXICO, D.F. (Proceso).- El gobierno de México ocultó información para que el asesinato de José Francisco Ruiz Massieu quedara sin esclarecerse. Documentos desclasificados en Estados Unidos dejan en claro que las autoridades mexicanas supieron desde el principio en dónde se encontraba el diputado Manuel Muñoz Rocha, operador del crimen del secretario general del PRI perpetrado el 28 de septiembre de 1994. Una vez que habían transcurrido 10 días del asesinato, la administración de Carlos Salinas de Gortari le hizo saber a la estadunidense, mediante su embajada en México, que tenía localizado al diputado del PRI por Tamaulipas en Brownsville, Texas, por lo que le solicitó su detención con fines de extradición. En México, en cambio, el gobierno de Salinas, y después el de Zedillo, mantuvieron oculto dicho paradero, abriendo la puerta para que el homicidio fuera declarado prescrito por la justicia federal sin las agravantes del caso, como en efecto ocurrió en 2009. La justicia mexicana nunca conoció de la solicitud hecha a Estados Unidos, según confirmó el Poder Judicial de la Federación apenas el 26 de junio pasado. Muchos de los actores de la época siguen en funciones oficiales, tanto en la diplomacia como en áreas administrativas del gobierno de Enrique Peña Nieto, cuya secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, es hija del político asesinado y de Adriana Salinas de Gortari, hermana del expresidente. (Fragmento del reportaje que se publica en la revista Proceso 1977, ya en circulación)

Comentarios