Alertan sobre Mariposa Monarca: cada vez llegan menos al país

martes, 17 de febrero de 2015
ZITÁCUARO, Mich. (apro).- La oficina en México del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) alertó sobre el desplome en 33% del arribo de mariposas monarca al país respecto de 2014, registro considerado el tercero más bajo en los últimos 15 años. Lo anterior fue el resultado del monitoreo de la hibernación 2007, basado en recorridos quincenales por los 11 santuarios conocidos por la presencia histórica de la Monarca. El estudio lo realizó el WWF en coordinación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), dependiente de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Según el reporte, en esta temporada se registró una ocupación total de la mariposa de 4.61 hectáreas, lo que representa un decremento de 32.9% en comparación con el estudio realizado en diciembre de 2006, y de 22.3, respecto de 2005. El informe también señala que, en los 15 años en que se ha llevado a cabo el estudio, se tiene un máximo de ocupación de 18.19 hectáreas, en 1996, y un mínimo de 2.19, en 2004. Esto es, que el arribo de monarcas registrado en esta temporada es de los más bajos. Asimismo, se informó que este año se registraron 11 colonias de hibernación, siete de ellas dentro de la Zona de la Reserva de la Biosfera y cuatro por fuera. La Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca se localiza al oriente de Michoacán en los límites con el poniente del Estado de México y abarca los municipios mexiquenses de Temascalcingo, San Felipe del Progreso, Donato Guerra y Villa de Allende, y los michoacanos de Contepec, Senguio, Angangueo, Ocampo, Zitácuaro y Aporo. También se detectó que, a diferencia de 2006, en diciembre de 2007 no se conformaron colonias en Contepec (cerro Altamirano), Crescencio Morales (Lomas de Aparicio) y San Francisco Oxtotilpan (cerro del Amparo), aunque sí hubo una nueva colonia en Mesas Altas de Xoconusco (cerro Pelón) que no se había observado los tres últimos años. La colonia más habitada es la del santuario de El Rosario, con 1.48 hectáreas? sin embargo, es mucho menor a la del año pasado, que alcanzó 2.49. En Sierra Chincua, el segundo más importante centro de visita, sólo registró 0.29 hectáreas, mucho menos que las 1.34 de la temporada anterior. Durante la temporada que va de 2013 a 2014, la mariposa monarca no sólo llegó en menor cantidad a nuestro país, sino que también ocupó la superficie más reducida registrada desde 1993. Las siete colonias monitoreadas de esta especie (tres en Michoacán y cuatro en el Estado de México) abarcaron un total de 0.67 hectáreas, 43.7% menos que en la época de 2012 a 2013, y la menor superficie ocupada por esta mariposa en los santuarios mexicanos desde 1993, de acuerdo con el monitoreo de WWF y la Conanp. De acuerdo con WWF, las principales amenazas para la mariposa monarca (Danaus plexippus) en su rango de distribución en América del Norte son: deforestación y degradación forestal por la tala ilegal en los sitios de hibernación en México, así como la reducción de su hábitat reproductivo en Estados Unidos y Canadá, debido al cambio de uso del suelo y la disminución del algodoncillo (planta de la que se alimentan las larvas), causada por el uso de herbicidas, aparte de las condiciones climáticas extremas en Canadá, Estados Unidos y México. “La combinación de estas amenazas ha causado la dramática disminución en el número de mariposas en las colonias de hibernación en México durante la última década, que en la temporada 2013-2014 alcanzó la menor superficie ocupada desde 1993”, advirtió Omar Vidal, director general del WWF México, en un comunicado emitido por la organización. Incuso, abundó, desde noviembre de 2013 los registros no eran nada halagadores en comparación con años previos. “Más o menos estimamos que tenemos como 50% menos hasta este momento, en referencia con temporadas anteriores”, acotó. La medición de la superficie forestal ocupada es utilizada como indicador indirecto del número de monarcas que llegan a México desde Canadá y Estados Unidos, después de viajar más de 4 mil kilómetros para hibernar, de noviembre a marzo, en los bosques templados de Michoacán y del Estado de México. El monitoreo ubicó cinco colonias dentro de la reserva y dos colonias fuera de ella. La más grande fue localizada en El Rosario, el santuario de la Sierra El Campanario, en Michoacán, y la más pequeña fue hallada en la comunidad indígena de Carpinteros, dentro del mismo estado. “Numerosas líneas de evidencia demuestran que la región medio oeste de Estados Unidos, conocida también como El Cinturón de Maíz, es la principal fuente de las mariposas que hibernan en México. Gran parte de su hábitat reproductivo en esa zona se ha perdido por los cambios en las prácticas agrícolas, principalmente la explosiva adopción de cultivos tolerantes a herbicidas, lo que ha provocado la exterminación del algodoncillo”, señaló Karen Oberhauser, investigadora y profesora de la Universidad de Minessota y quien ha estudiado a la especie por más de 30 años. “Por lo tanto, por sí sola, la conservación del hábitat de la mariposa monarca en los sitios de hibernación en México no asegura la protección de su migración contra las presiones humanas, que están en aumento”, añadió. “Es indispensable tomar en cuenta a los habitantes de la región monarca y promover mejores oportunidades de trabajo, acceso a educación y servicios básicos”, afirmó Omar Vidal, director del WWF en México.