El sueño inglés de Miguel Layún

domingo, 19 de abril de 2015
Al veracruzano Miguel Layún le iba muy bien con el América, equipo del cual era capitán y con el que consiguió dos títulos. Pero decidió irse a jugar a la segunda división de Inglaterra, con el Watford FC. Incluso El Piojo Herrera le recriminó su decisión. Hoy, sin embargo, el club está cerca de ascender a la Premier League y el mexicano es reconocido por el entrenador y los aficionados. Los retos que tiene enfrente, en contraparte, son enormes: adaptarse a un cambio de posición, fortalecerse y soportar el hecho de que –a un océano de distancia– su esposa dará a luz a su primer hijo… LONDRES (Proceso).- La prensa inglesa ya lo califica como el “futbolista más famoso de la Championship”, la segunda división del futbol de Inglaterra. No es para menos: con más de 1 millón de seguidores en su cuenta de Twitter, el mexicano Miguel Layún se convirtió en el jugador de esa liga más seguido en las redes sociales. Desde que fichó en enero pasado con el pequeño club Watford FC por cuatro años y medio, Layún, de 26 años, vive en una exclusiva propiedad del pueblo de St. Albans, en el condado inglés de Hertfordshire, uno de los más acaudalados de Inglaterra. Allí residen banqueros, empresarios y aristócratas. Entre las mansiones de jardines impecables, flanqueadas por banquetas arboladas y calles por donde circulan Ferraris, Mercedes y Rolls Royce, está la casa del exjugador del América. El defensor dejó la comodidad y los éxitos del club mexicano por un pequeño equipo ubicado en una localidad al norte de Londres, con el cual espera ascender, la próxima temporada, a la multimillonaria Premier League, la liga más importante y poderosa del mundo. Además de tratar de adaptarse a los Hornets (“avispas”, como llaman al Watford), al cambio de posición dentro de la cancha (de defensa a mediocampista), al estilo del futbol inglés y a la cultura británica, Layún pasará todo este mes –el último de la temporada– alejado de su esposa, Ana Laura Galván, quien está embarazada de ocho meses y regresó a México para dar a luz a su primer hijo. “Me gusta mucho St. Albans y también el Watford. Me gustan los pueblos pequeños, aunque a veces es difícil tener a tu familia y a los amigos lejos”, dijo el jugador en una entrevista con el periódico local Watford Observer, publicada el pasado 9 de marzo. “El último fin de semana fue muy duro para mi esposa, ya que solíamos salir a almorzar o cenar con amigos y aquí no tenemos eso. Pero es parte de la profesión y debemos de acostumbrarnos”, agregó. “Nuestro bebé nacerá pronto, así que estaremos ocupados antes de que comience la próxima temporada”. Mientras tanto, el jugador –que lleva la camiseta número 7– practica como uno de los tres centrocampistas que requiere el sistema de juego del técnico Slavisa Jokanovic. “No (había jugado en esa posición antes). Para el equipo nacional jugué como lateral izquierdo. Jugué entre los laterales la última temporada con el América y me fue bien. Anoté seis goles en los últimos 11 partidos”, recuerda. Por su parte, Jokanovic reconoció los desafíos que enfrenta el mexicano. “No tengo tiempo con Miguel, él no tiene demasiado tiempo para adaptarse. Lo he utilizado en todos los partidos y lo cambié de posición en los últimos encuentros porque no estaba muy fresco. “Es un jugador importante para nosotros y nos ha ayudado en muchos partidos en los que jugó. Ha estado en más de 10 partidos desde que llegó en enero. El mensaje para él es que siga adelante, que sea fuerte y sea parte del equipo”, asentó el entrenador serbio. La prensa británica ya notó la presencia del mexicano. El periódico The Independent, uno de los más importantes del país, le hizo una entrevista el pasado 5 de marzo, que tituló: “Del Azteca al Vicarage Road (estadio del Watford) con un millón de seguidores”. En el texto se leía: “Layún puede que aún no sea muy conocido aquí tras haber jugado sólo unos 10 partidos en el futbol inglés. Pero según la mejor medición de fama en 2015 –los seguidores en Twitter– Layún tiene más del doble de seguidores que cualquier otro jugador en la segunda división, más de un millón”. The Independent rememoró que el veracruzano comenzó en el América “muy criticado y lo dejó como capitán y dos veces campeón. (…) En México hubo shock y desdén por el hecho de que una de sus estrellas cambiara el Estadio Azteca por Vicarage Road, que tiene un quinto del tamaño”. De hecho, el entrenador de la Selección Mexicana, Miguel Herrera, en su momento dijo que era “un grave error” la partida de Layún: “Eso podría afectar sus posibilidades”. The Independent ofreció otro diagnóstico en su texto: “Para Layún la movida ha sido una oportunidad maravillosa. Estos son el poder y la atracción de la Premier League: un breve paso por un equipo fuerte de la Championship puede ser un camino para llegar a la liga más grande”. Las cifras del Watford así lo confirman. De los últimos 39 partidos disputados, ganó 22, obtuvo seis empates y perdió 11. En total ha metido 78 goles, aunque ninguno de Layún. El club, perteneciente desde 2012 al multimillonario italiano Gino Pozzo, ocupa el segundo lugar en la tabla general, con 72 puntos, uno menos que el líder, Bornemouth. Aún quedan 16 partidos en la temporada, pero el Watford –que fue fundado en 1881 y entre sus presidentes tuvo al cantante inglés Elton John– tiene muchas oportunidades de ascender directamente a la Premier League si mantiene su contundencia. El Watford ya jugó en la Premier durante la temporada 1981-1982, cuando terminó debajo del campeón Liverpool, y llegó a la final de la FA Cup, donde cayó ante Everton. “Layún podría haberse quedado en el Club América y ser un héroe en el equipo más grande de la ciudad futbolera más grande del mundo. Pero echó todo ello por la borda y lo cambió por el anonimato temporal de la segunda división del futbol inglés”, escribió The Independent. Al jugador de Córdoba, Veracruz, no le preocupa lo que piensen en su país. “Ni me va a preocupar. Ésta es una oportunidad para jugar en la Premier League. Me encantan los desafíos. No soy un comodino, no me gusta esa vida. Ésta es la mejor opción”, declaró al rotativo. Admitió también que es “multilingüe” dentro del Watford, ya que habla en español con Juan Carlos Paredes, inglés con Troy Deeney, Ben Watson y Craig Cathcart, e italiano con Gabriele Angella, Daniel Toszer, Gianni Munari y Odion Ighalo. Después de su paso por los Tiburones Rojos, por el Atalanta de Italia –es el primer mexicano en jugar en la Serie A– y por el América, Layún arribó a Watford con la esperanza de relanzar su carrera en Europa. [gallery type="rectangular" ids="401485"] Los retos En diálogo con Proceso después de un entrenamiento con el Watford, en un día de invierno soleado pero muy frío, el lateral izquierdo nacido en 1988 relata: “No pensé que hubiera tanta diferencia en la cancha, pero al final de cuentas no deja de ser futbol. La Championship es una liga donde es distinto todo lo que uno está acostumbrado a hacer dentro de la cancha. Ha sido una sorpresa, pero también, por otro lado, me da muchísimo gusto encontrarme esto, porque me obliga a aprender más de lo que hubiera pensado”, cuenta. “Hay que hacer mucho trabajo físico. Aquí, si no eres un jugador fuerte, se torna complicada la liga, porque se dispu­tan muchos balones aéreos. También los árbitros dejan seguir muchas jugadas que en cualquier parte del mundo serían foul. Tienes poco tiempo para tomar decisiones. Los 90 minutos son muy intensos, hay mucho pressing, te encuentras con equipos que en los últimos minutos del partido empatan porque, preci­samente, nunca dejan de trabajar. “Fuera de la cancha siempre hay cosas distintas, uno siempre extraña a su gente, la cultura, las costumbres, pero suele ser más fácil adaptarte fuera que dentro de la cancha”, subraya. Layún explica que tener a su esposa en Inglaterra “hace mucho más fáciles las cosas, porque al final me he acostumbrado a vivir con ella mucho tiempo, mucho del tiempo que paso fuera del futbol. Vamos juntos a todos lados. Es raro cuando cada uno tiene un plan propio. Ha sido importantísimo el trabajo que hace ella. Creo que ha sido más difícil para ella que para mí, y eso tiene un valor importantísimo. Me tiene feliz por la manera en que me apoya, y cómo me respalda en todos los momentos. Creo que es una grandísima mujer. No pude haber encontrado nada mejor”. El jugador alude también a la afición inglesa. “Es impresionante”, declara, cómo el hincha vive los 90 minutos del juego. “No es sólo alentar, tratan de disfrutarlo a su manera. También el hecho de que los estadios son más chicos a lo que estamos acostumbrados hace que sientas más cerca a la gente. “Pero sobre todo cambia afuera del estadio. La gente es mucho más tranquila. Es raro que te encuentres a alguien que te pida una foto. Te saludan, pero nada más. Unas por otras, porque a lo mejor en el estadio puedes estar mucho más cerca.” Sobre su club, Layún expresa que el equipo ha tenido “un excelente arranque de año. Hemos hecho las cosas de gran forma. Hemos sabido aprovechar las oportunidades que tuvimos. También hay que mencionar la calidad de jugadores que hay. De repente, cuando hay partidos trabados, siempre nos encontramos con la chance de aprovechar alguna jugada al frente y definir un juego. “Hoy estamos a un punto del líder, en el segundo lugar, los dos puestos que clasifican directo (a la Premier League), y con partidos por delante muy importantes. Realmente esta liga, y no importa si juegas con el primero o con el último, siempre ofrece partidos complicados. Actualmente nosotros tenemos juegos contra los equipos que están en los primeros seis lugares. Si ganamos, tendremos una gran oportunidad de ascender.” –¿Cómo ves ese desafío? –se le pregunta. –Cuando me enteré de que estaba la posibilidad de venir aquí, lo primero que hice fue revisar las estadísticas, checar cómo estaba el equipo, y al ver que existían las posibilidades no sólo de mantenernos en la zona de playoffs, sino de estar en los primeros dos puestos… fue lo que me impulsó a aceptar este reto. Es parte de comenzar a dejar huella de este lado. No se puede pasar inadvertido si se logra un ascenso con el equipo. –¿En el futuro te gustaría trasladarte a otro club en Europa? –Yo tengo en la cabeza lograr el ascenso (de Watford) y quedarme muchos años aquí. Ése es el objetivo: jugar la Premier League por mucho tiempo. –Respecto del futbol mexicano, ¿cómo ves la situación desde aquí? –Te voy a ser sincero, me da tristeza que nuestra liga sea tan desconocida en Europa. En realidad hay muy buena calidad. Muchos pensarán que lo digo porque soy mexicano, pero yo veo muchos jugadores de la Championship que podrían estar jugando en la liga mexicana, y muchos de la liga mexicana que podrían hacer las cosas bien acá. “A veces no tenemos la difusión para encontrar más oportunidades. Hay muchas cosas por mejorar, pero creo que vamos encaminados. Espero que quienes se encargan de llevar la liga en México tengan un proyecto para que nuestro futbol sea de mayor competencia y mayor calidad. Por ejemplo, en la Primera División de México, siempre se busca la manera de conseguir el resultado sin importar la forma. Y, en cambio aquí, todos los equipos buscan la portería todo el tiempo. Me encanta. Eso es muy bueno para la gente, porque paga un boleto.” –¿Has estado en contacto con otros jugadores mexicanos? ¿Hablaste con Javier Hernández acerca de cómo es el juego en Inglaterra? –Claro, hablé con El Chicharito Hernández. Me dijo que muchos equipos de la Premier siguen a la Championship para buscar jugadores, que es una liga muy intensa. También platiqué con (el colombiano Hugo) Rodallega, que estuvo en Monterrey. Me comentaba que en la Premier se puede jugar mucho más al futbol, tienes un poquito más de tiempo para decidir las jugadas, no es tan física como la Championship. Al final siempre encuentras equipos aquí en Inglaterra que les gusta poner la pelota arriba, disputarla y presionar.