En el caso Duarte, chantajes políticos, más que ánimo de justicia

sábado, 15 de octubre de 2016
La inopinada solicitud de licencia de Javier Duarte desequilibró a las bancadas del PRD y del PAN en San Lázaro, al presidente Enrique Peña Nieto y los priistas, al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y al propio gobernador del electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares. La causa-efecto de ello es una cadena de oportunismos y chantajes que nada tienen que ver con la voluntad de justicia para el pueblo veracruzano. Pura pirotecnia política, pues. CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El priista Javier Duarte dejó la gubernatura de Veracruz inmerso en una crisis política cuyos efectos muy probablemente se reflejarán en las elecciones de 2017 y en las presidenciales de 2018, además de que podrían generar una crisis de gobernabilidad. El vacío de poder que vive la entidad caldea los ánimos en los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional. Faltan seis semanas para que el panista Miguel Ángel Yunes Linares tome las riendas, y en el seno de ambas organizaciones sus militantes piden las cabezas de uno y otro político. La sorpresiva solicitud de licencia de Duarte, hecha el lunes 10, afectó a Yunes Linares, quien dijo tener datos sobre la corrupción de su predecesor, aunque ofreció revelarla hasta diciembre, cuando tome posesión como gobernador. También se quejó de que los priistas pretenden impedir que asuma el cargo, programado para el 1 de ese mes. Y fue más allá. Un par de semanas antes de la solicitud de licencia de Duarte hizo llegar a Enrique Peña Nieto un informe que alcanza a la empresa Evercore, de Pedro Aspe Armella, según informes internos de Los Pinos obtenidos por Proceso. Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2085 de la revista Proceso, ya en circulación. Nota de la redacción Alrededor de la medianoche de este viernes Proceso tuvo acceso a un informe de Los Pinos donde se detalla la situación del gobernador de Veracruz con licencia, Javier Duarte; además de recordar un informe anterior donde el Jefe de la Oficina de la Presidencia pide a la procuradora Arely Gómez realice lo necesario para continuar las indagaciones hacia el mandatario, refiere la llegada de "una carpeta" con parte de la investigación personal del gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares. En el citado texto se menciona que entre los beneficiados y coludidos con el gobernador estaría el doctor Pedro Aspe Armella, ex titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público durante la gestión de Carlos Salinas de Gortari. Proceso lo contactó vía correo electrónico para hacerle algunas preguntas e incluir así su versión; al cierre de la edición, las 6 horas del sábado 15, su respuesta no había llegado. Esta llegó al correo del director a las 6:49 de éste sábado donde establece que nunca fue contratado por el gobierno estatal. Para incluir su derecho a ser consultado es que se da a conocer en este espacio preguntas y respuesta. Preguntas 1. ¿Usted o la empresa Evercorp participaron en la restructura de la deuda del gobierno de Veracruz encabezado por el hoy gobernador con licencia Javier Duarte? Si fue así, nos podría decir de cuánto era el monto de esa deuda? 2. Tenemos en nuestras manos una parte de la indagatoria que realizó el gobernador electo de Veracruz, Miguel Angel Yunes, según la cual hubo un pago ilegal o dudoso de una comisión por la dicha restructuración hasta por 33 por ciento del monto de la misma… De no ser así, ¿de cuánto fue la comisión cobrada y pagada? 3. Tanto el presidente Enrique Peña Nieto como el jefe de la oficina de la Presidencia, Frank Guzmán, recibieron el documento de M.A. Yunes, el cual plantea que usted obtuvo beneficios económicos durante el gobierno de Duarte en Veracruz. ¿Qué nos puede decir al Respuesta de Pedro Aspe: "Nosotros nunca fuimos contratados por el Estado de Veracruz para reestructurar su deuda ni para llevar a cabo ningún financiamiento saludos. Pedro Aspe".

Comentarios