Golpe devastador a los veracruzanos

martes, 29 de marzo de 2016
COATZACOALCOS, VER. (Proceso).- Todos los días, bajo un inclemente sol y una temperatura ambiente mayor a 30 grados, más de un centenar de obreros se amontonan en un terraplén arenoso, donde sólo dos árboles dan sombra. Los soldadores, barredores de residuos industriales, maniobristas e instrumentistas pugnan por anotarse en la lista de proveedores y contratistas de Pemex, a fin de tener acceso a una jornada laboral completa, es decir, de un día. Coatzacoalcos, el puerto más importante del sur-sureste mexicano, tiene lujosos fraccionamientos –aquí reside la familia de la esposa del gobernador, Javier Duarte, el papá de la actriz Salma Hayek y hermanos del director de Pemex, José Antonio González Anaya–, centros comerciales y restaurantes de lujo que emulan a los de Polanco y San Ángel en la Ciudad de México. Pero en Villa Allende, donde residen los trabajadores de Pemex, ni siquiera hay rutas de transporte público cerca de las viviendas, donde las calles están sin pavimentar. Las precarias casas se hallan asentadas en arenales sin lotificar o en terrenos invadidos. En las colonias de El Rabón, Pescadores y Ejido, entre otras, los llamados empleados transitorios de Pemex padecen la incertidumbre, pues los meses pasan y nadie los llama. Los integrantes de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros Jacobo Ruiz Castellanos y Antonio Martínez indican que en el último año se han abierto comercios, restaurantes y otros “changarritos”, pero al poco tiempo tienen que cerrar a raíz de la crisis económica. A espaldas de los complejos La Cangrejera y Etileno XXI –éste de capital brasileño–, los nativos de Coatzacoalcos, Minatitlán, Nanchital, Villa Allende y Las Choapas ya empezaron a sentir los estragos de la reforma energética con el despido masivo de trabajadores transitorios y de base que se derivó del mega-recorte presupuestal a Pemex por 100 mil millones de pesos. Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2056, ya en circulación

Comentarios