Revista Proceso

El deporte blanco manchado por las apuestas

lunes, 15 de enero de 2024 · 16:30

Detrás del futbol y del basquetbol, el tenis es el tercer deporte en el que más se apuesta a nivel mundial. En pocos años se ha convertido en una industria que mueve más de 50 mil millones de dólares y en la que, de la mano de un joven armenio, 181 tenistas de 35 países participaron en la mayor red de amaño de partidos para ganar dinero fácil. Cuatro mexicanos fueron sancionados como parte de una investigación de la policía belga, pero al menos dos de ellos han apelado sus castigos.

Una investigación realizada por la policía de Bélgica desarticuló la mayor red de amaño de partidos en el tenis profesional en la que participaron 181 tenistas de 35 países, entre ellos, según el informe, los mexicanos Alberto Rojas Maldonado, José Antonio Rodríguez Rodríguez, Antonio Ruiz-Rosales y Orlando Alcántara Rangel, quienes recibieron distintas sanciones y fueron multados económicamente por violar las reglas del Programa Anti-Corrupción del Tenis (TACP por sus siglas en inglés).

La Agencia Internacional de Integridad del Tenis (ITIA) —una instancia independiente creada en 2021 por los organismos rectores internacionales del tenis que es la responsable de operar el TACP— anunció el 17 de noviembre último los castigos a los mexicanos mencionados, en virtud de que, asegura, participaron en el amaño de partidos.

De acuerdo con la resolución publicada en la página de internet de la ITIA, entre 2014 y 2018 las autoridades policiacas belgas implementaron la “Operación Bélgica” mediante la cual investigaron a esta red delictiva organizada que operaba para amañar partidos de tenis en los cinco continentes, una industria que mueve 50 mil millones de dólares mediante el pago a tenistas profesionales, hombres y mujeres, para que pierdan un juego, un set o un partido y obtengan más dinero del que podrían tener si ganaran un torneo.

Los tenistas que son suceptibles de ser corrompidos son los conocidos como journeyman, hombres y mujeres que están alejados de los grandes reflectores y que batallan mucho para poder viajar y participar en el mayor número de torneos de nivel intermedio que reparten los puntos para ascender en el ranking mundial. Gastan más dinero del que pueden ganar, así que para ellos lo que obtienen con el amaño de partidos se ha convertido en su modus vivendi.

Como parte de esta investigación, la ITIA tuvo acceso a pruebas obtenidas por las autoridades belgas, incluidas las transcripciones de las entrevistas con los involucrados — jugadores, entrenadores, investigadores, funcionarios del tenis y amañadores de partidos—, también al contenido de descargas forenses de cuatro teléfonos móviles y a numerosos registros de transferencias de dinero.

El cerebro de esta red delictiva organizada es el armenio de 33 años Grigor Sargsyan —también conocido como El Maestro, Gregory, Greg y GG, entre otros alias—, quien aprovechando las necesidades económicas de los tenistas profesionales, “sobre todo los de América Latina y África”, les pagaba por amañar partidos y por ayudarle a incitar a otros a cometer los actos de corrupción.

“Las notas escritas a mano encontradas en la casa de Grigor Sargsyan incluían el nombre y el número telefónico del señor Rojas Maldonado, que termina en (información testada), (información testada) teléfonos móviles, también contenía (información testada) número telefónico, así como cuentas de Telegram y WhatsApp vinculadas al mismo número. Las descargas forenses de (información testada) teléfonos móviles incluyen numerosas capturas de pantalla de documentos que evidencian 49 transferencias de dinero al Sr. Rojas Maldonado o a sus (información testada)”, se lee en el documento que es público.

Hace unos meses un tribunal emitió un veredicto en contra de Grigor Sargsyan a quien condenó por participar en el crimen organizado relacionado con el amaño de partidos. Fue sentenciado a cinco años de prisión y se le impusieron sanciones monetarias. Varios de los asociados en su red criminal también recibieron una pena de prisión de dos años y multas económicas.

“La ITIA inició una investigación al Sr. Rojas Maldonado después de recibir esta información de las autoridades belgas. El Sr. Rojas Maldonado admitió que actuó como un intermediario entre Sargsyan y un grupo de tenistas profesionales dispuestos a alterar los resultados de los partidos a cambio de dinero”, añade el documento.

 

Fragmento del reportaje publicado en la edición 0007 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Comentarios

Otras Noticias