En final llena de dramatismo, Tigres se corona; el título se definió en penales

MÉXICO, DF (proceso.com.mx).-En una final electrizante y de volteretas, Tigres se proclamó campeón del torneo Apertura 2015, al derrotar en penales a los Pumas de la Universidad Nacional Autómoma de México (UNAM), esta noche en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria.

En el marcador global de tiempo regular, los felinos universitarios empataron a 3 goles. Luego, en el alargaue, cada uno anotó otro tanto, para terminar igualados a 4.

Ya en la tanda de los once pasos, los visitantes se impusieron 4-2.

Pumas estuvo a un paso de hacer la hombrada, al sobreponerse a un marcador adverso y derrotar en esta vuelta 3-0 al equipo de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), que los había goleado el jueves, con marcador idéntico, en el de ida, en el Volcán de San Nicolás.

La de esta noche fue una velada extremadamente dramática, con el equipo del entrenador universitario Guillermo Vázquez, urgido de conseguir tres tantos para seguir con vida.

De inicio, los locales se volcaron sobre los norteños, que aguantaron el vendaval de los primeros 20 minutos y normalizaron la situación. Sin embargo, en el minuto 44, cuando Tigres al parecer había apagado la insurrección, hubo una jugada de rebotes que resolvió dentro del área Eduardo Herrera para mandar al descanso a su equipo con una mínima ventaja de 1-0.

El segundo tiempo fue de un dominio abrumador de los capitalinos, que sumaron jugadores en el ataque y le quitaron todo el tiempo la pelota a los de la UANL, mientras su entrenador Ricardo “Tuca” Ferretti se esforzaba por encontrar la manera de contener las llegadas, cada vez más incisivas de los de casa.

Alejandro Castro dejó el terreno de juego y en su lugar ingresó Fidel Martínez con el propósito de añadirse al ataque.

Al 54’ Matías Britos hizo soñar a la fanaticada anfitriona, al conectar de cabeza el segundo tanto de la velada. Desesperado, Ferretti sacó a Jürgen Damm, medio ofensivo, para ingresar a Antonio “Pollo” Briseño, cuando todavía faltaban más de 20 minutos en el reloj. Sacó también al delantero Rafael Sobis y metió al mediocampista Francisco “Gringo” Torres.

Tigres jugaba ya a aguantar el resto del partido, pero la estrategia no resultó.

En el 87′, cuando el partido agonizaba, Silvio Torales anotó de cabeza, para darle vida a los Pumas.

Increíblemente, cuando los universitarios tenían controlado el juego, Eduardo Herrera se hizo expulsar por doble amarilla y dejó a su escuadra en desventaja.

Con un hombre más, Tigres volvió a controlar el juego. En el minuto 12 del primer tiempo de alargue, Gignac controló un balón bombeado dentro del área y su riflazo doblegó a Alejandro “Pikolín” Palacios. Tigres estaba arriba en el global 4-3 y tenía domino absoluto del esférico. El delantero frencés clavaba su gol 15 del campeonato.

Pero a un minuto del final, Gerardo Alcoba empujó dentro del área un corner que no pudo ser despejado y envió el cotejo a la instancia de los penales.

Los de la UNAM tenían el momento anímico, pero en el paredón sus estrellas flaquearon.

Por Pumas anotaron Ismael Sosa y Luis Fernando Fuentes, pero fallaron Fidel Martínez, que la echó fuera, y Javier Cortés, que la entregó a Nahuel Guzmán.

Por los Tigres anotaron, de manera impecable, Gignac, Junhino, Rivas e Israel Jiménez, que le dio con su diana a los felinos del norte su cuarto título de liga.

Esta es la segunda vez que los de la UANL se imponen a los de la UNAM en una final. El primer campeonato de liga lo obtuvieron en 1978, también jugando la vuelta en el Olímpico de la Capital del País.

Load More