El Tec signa convenio de “buena voluntad” con otras universidades para salvar el semestre

El derrumbe de los puentes en el Tec de Monterrey campus CDMX. Imágenes tomadas de video difundido en redes. El derrumbe de los puentes en el Tec de Monterrey campus CDMX. Imágenes tomadas de video difundido en redes.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Tec de Monterrey presentó la propuesta para brindar opciones académicas a su alumnado del Campus Ciudad de México que se vio afectado por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Informó de la creación del Convenio Interinstitucional “Solidaridad Universitaria” mediante el que podrán continuar sus estudios lo que resta del semestre agosto-diciembre 2017 y el próximo enero-mayo 2018 en la Universidad Anáhuac México, Campus Sur; la Universidad Iberoamericana; la Universidad La Salle; la Universidad Panamericana, Campus México; el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Se trata, detalló en un comunicado, de un “convenio de buena voluntad” para dar opciones de continuidad educativa a los alumnos de la institución con diferentes alcances. A través del acuerdo, los estudiantes del Tec podrán continuar sus estudios en alguna de las universidades que forman parte del convenio, “estando matriculados en el Tec y acreditando sus estudios en esta institución”.

A cambio, los alumnos de las universidades participantes podrán cursar “un intercambio académico”, en cualquier campus del país del Tecnológico de Monterrey, durante el semestre que inicia en enero del 2018.

Según el Tec esta experiencia brindará a los estudiantes de esas universidades “la oportunidad de conocer otros modelos y ambientes educativos que enriquecerán su formación”.

Los trámites son locales en las universidades participantes y en las oficinas que cada universidad disponga para este propósito.

Al respecto, la Ibero recordó que en el sismo de 1979 vivió en carne propia las dos caras de una tragedia: tener daños en su campus y la solidaridad generosa y desinteresada de otras instituciones educativas.

“Es por eso que honramos esa memoria y ante la adversidad siempre apoyaremos del modo que sea necesario a otras universidades. En este caso la comunidad del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México sabe que cuenta con nuestro respaldo. Es momento de estar unidos y mirar hacia adelante por un México más justo, fraterno y solidario”, indicó la institución.

Sobre los peritajes que se realizan al campus Ciudad de México, el Tec refirió que hoy se cumple el plazo para dar a conocer los resultados de las evaluaciones del experto que contrató para realizar un análisis integral de las condiciones de seguridad estructural del Campus Ciudad de México.

Según el Director Responsable de Obra (DRO), señaló, “tres edificios reúnen las condiciones de seguridad para su ocupación” y en este momento, se trabaja en el Plan de Protección Civil que permita utilizar esos edificios adecuadamente.

Al mismo tiempo, abundó, se evalúan las mejores condiciones de habilitación de la localidad aledaña (Transmisiones) a fin de poder utilizarla a la brevedad para la continuidad de actividades académicas presenciales.

El Tec indicó que en cuanto a las recomendaciones del DRO respecto del resto de la infraestructura del campus, “se están estudiando para definir el rediseño de las instalaciones bajo un nuevo concepto”.
Y afirmó que las decisiones de la institución se basan en una actitud responsable. “En esta nueva etapa, el criterio principal es no reutilizar instalaciones que presenten daños, aún en el caso de que pudieran repararse, ya que no representan una opción que responda a las expectativas de la comunidad”, señaló.

Respecto de las razones que llevaron al colapso de los puentes, lo cual derivó en la muerte de cinco estudiantes, el Tec indicó que el pasado 25 de septiembre solicitó un reporte a expertos para que, “con autonomía técnica e independencia absoluta” indicaran cuáles eran las condiciones de diseño y sus características de construcción previa al evento del sismo, así como recomendaciones para el futuro.

“En un principio, estimamos dos semanas para la entrega de sus análisis, sin embargo, a esta fecha dicho análisis aún se encuentra en curso”, informó el Tec.

Finalmente, indicó que se realizó una reunión con el grupo de acompañamiento en el que se refrendó el compromiso con la comunidad para dar a conocer “de forma transparente toda información que no afecte el curso de la investigación de las autoridades y no comprometa derechos de terceros”.

El grupo de acompañamiento está integrado por padres de familia, alumnos, profesores y la organización Transparencia Mexicana.

Comentarios

Load More