Donald Trump se reunirá con Kim Jong Un para abordar la desnuclearización de Corea del Norte

WASHINGTON (apro).- El presidente estadunidense Donald Trump aceptó la invitación del líder norcoreano Kim Jong Un para sostener una reunión en mayo y hablar de la posible desnuclearización en la península coreana.

“King Jong Un expresó su deseo de reunirse lo antes posible con el presidente Trump, y el presidente Trump dijo que se reunirá con Kim Jong Un en mayo”, confirmó en la Casa Blanca Chung Eui-Yong, el jefe de Seguridad Nacional de Corea del Sur.

El sorpresivo anuncio se dio unas horas después de que una delegación surcoreana encabezada por Chung se reuniera en la Casa Blanca con Trump para entregarle personalmente la invitación y reto de Kim.

Ante reporteros reunidos en la sala de prensa de la Casa Blanca, Chung explicó que el líder norcoreano está comprometido a poner fin a sus proyectos de desarrollo y pruebas de misiles con cabeza nuclear y de alcance intercontinental.

“Expliqué al presidente Trump que su liderazgo y su estrategia de máxima presión (a Kim) nos llevaron a esto”, aseguró Chung.

El emisario de Seúl anotó que el líder norcoreano se comprometió a no llevar a cabo nuevos ensayos con misiles de capacidad nuclear.

En lo que va de la presidencia de Trump, Kim ha llevado a cabo seis pruebas con misiles intercontinentales, uno de ellos artillado con una bomba de hidrógeno.

El funcionario surcoreano no especificó el lugar ni la fecha exacta para el encuentro entre Trump y Kim.

Durante su campaña presidencial en 2016, el ahora presidente de Estados Unidos aseguraba que él era el indicado para negociar frente a frente con Kim y convencerlo de que congelara sus proyectos nucleares.

En los últimos meses las confrontaciones verbales y las bravuconerías por Twitter se volvieron la norma entre Trump y Kim.

En uno de los acostumbrados mensajes en su cuenta personal en la plataforma de Twitter, Trump escribió que “tenía el dedo en el gatillo” para responder con un ataque militar a la prueba con misil nuclear que en ese momento llevó a cabo Kim.

El líder norcoreano en varias ocasiones presumió que ya contaba con misiles intercontinentales con capacidad de alcanzar objetivos dentro del territorio de Estados Unidos.

Trump y Kim, que habían desechado la diplomacia como una vía para evitar un conflicto armado entre sus naciones, ahora por la mediación de Corea del Sur se sentarán frente a frente a negociar un supuesto acuerdo de pacificación a sus afanes belicosos.

Comentarios