Priistas de Álvaro Obregón renuncian para sumarse a otras campañas en la CDMX

El presidente del PRI en la delegación Álvaro Obregón, Juan Carlos Gazca Castro. Foto: Especial El presidente del PRI en la delegación Álvaro Obregón, Juan Carlos Gazca Castro. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente del PRI en la delegación Álvaro Obregón, Juan Carlos Gazca Castro, anunció hoy su renuncia a dicho instituto político, y se tiene previsto que él y su estructura local apoyen la campaña de otros partidos políticos en la capital.

Con la salida de Gazca Castro, el PRI en esta demarcación comenzó a desmoronarse, pues al menos un centenar de líderes lo acompañarán para apoyar a las coaliciones que buscan gobernar la demarcación.

Su salida del partido se debe a que el PRI no apoyó a sus militantes para buscar candidaturas en este proceso electoral, y en su lugar ofreció espacios a personas que no están afiliadas al instituto político.

“Todos los líderes que aquí me acompañan son la estructura electoral y territorial del PRI en la delegación Álvaro Obregón que, junto conmigo, abandonará este instituto político.

“La dirigencia actual decidió expresamente ignorar a las bases y a la militancia, todos los candidatos del PRI son gente que no es del partido, y ahora esperan que los que hicimos el trabajo durante todos estos años, les regalemos la chamba y los impulsemos a algún cargo, cuando ni siquiera han hecho trabajo para el partido ni por la gente”, denunció el exlíder local.

Aunque aún no se define si apoyarán la candidatura de Almicar Ganado, candidato de la coalición Por la CDMX al Frente, o a Layda Sansores, candidata de Juntos Haremos Historia, el expriista aseguró que ya está en pláticas con otros institutos políticos.

Gazca Castro es diputado local suplente del legislador del Partido Verde, Fernando Zárate, quien hasta el momento tampoco fue nombrado para ocupar otro cargo de elección popular.

En una carta dirigida a José Francisco Olvera, delgado del PRI en la ciudad, Gazca Castro aseguró que renunciaba después de 10 años de militancia, pues el partido perdió su esencia.

“Me duele reconocer que el PRI no es el partido del que yo me enamoré en mi adolescencia, me acongoja darme cuenta de que las decisiones más trascendentes para este partido en la CDMX son tomadas por ciudadanos que no pertenecen al PRI ni tienen intención de pertenecer al partido algún día”, se acusa en la renuncia.

Comentarios

Load More