Proyectos del argentino Leandro Katz en el MUAC

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Cuatro proyectos se reúnen en la muestra del artista argentino Leandro Katz (Buenos Aires, 1938), en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC), bajo el título: Proyecto para el día que me quieras y la danza de fantasmas.

Esta muestra estuvo expuesta hasta el pasado mes de julio, pero afortunadamente cuenta con un catálogo que se puede adquirir y consultar, donde están los estupendos ensayos realizados por el curador y crítico de arte Cuauhtémoc Medina, “El trabajo del marco: Leandro Katz”, y “La investigación como monumento”, así como el de Eduardo Grüner “Una cuestión de detalles, Che”, textos de hondo alcance que permiten entender las inquietantes disertaciones que emergen del reclamo de las imágenes y la negociación con las civilizaciones modernas.

Además, se reproducen las fotografías que profundizan el poder de las imágenes de Katz, no sólo como registro de la historia sino como punto de partida para interrogantes de orden filosófico, semántico, social, cultural y estético.

Estos proyectos reflexionan sobre las historias e imágenes emblemáticas de la cultura latinoamericana:

Las fotografías del Che Guevara muerto constituyen El día que me quieras y la danza de los fantasmas, donde se incluye un documental de 16mm y las fotografías de Tania 1995 titulada Tania, máscaras y trofeos, al igual que el texto de John Berger, José Natividad Rosales, entre otros.

• Las fotografías en plata sobre gelatina de El proyecto Catherwood.

• El texto a muro, así como fotografías y video digitales y el video
digitales en Paradox.

Y por último la instalación Las huellas de Viernes.

El trabajo de Leandro Katz pregunta cómo a través de las imágenes fotográficas se produce una memoria, y pregunta acerca de la visión del mundo frente a éstas.

Todas las propuestas conforman un cuerpo de obra que ofrece un amplio estudio visual de inquietantes y complejas lecturas; sobresalen sin duda las imágenes del Che Guevara en su campaña en Bolivia y su trágica muerte en 1967, realizadas por el fotógrafo Freddy Alberta. Así como la información registrada en el estupendo ensayo documental El día que me quieras (1997), de un original de 16mm, que dura 30 minutos, y donde se aborda la muerte y el poder de la fotografía, por ejemplo, ante la última imagen del guerrillero, cuyo cuerpo yace sobre una mesa rodeado por los militares bolivianos. Un verdadero diálogo entre el artista y el fotógrafo.

A su vez, el ensayo fotográfico El proyecto Catherwood (1985-1995, 2001, donde la propuesta de Katz es intervenir las fotografías con grabados de los artistas viajeros del siglo XIX. Katz replantea el encuadre a través de grabados clásicos, cuestionando no sólo el paso del tiempo sino cómo es la atención hacia la representación y su carácter simbólico de la historia postcolonial.

Otra de las instalaciones corresponde a la revolucionaria argentina-alemana Haydeé Tamara Bunk Bider, que trata sobre la clandestinidad y la propaganda del movimiento guerrillero a través de la fotografía.

Y como apunta Medina al final de su texto, “quizá debamos a Leandro Katz haber fraguado una herencia invaluable: proponernos el pasado y el futuro como horizontes incompletos y abiertos a un continuo y laborioso trabajo de marco”.

Comentarios