Crece un 15% el número de expositores en la FILO, pese a cambio de sede

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Guillermo Quijas-Corzo López, director general de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), resalta que “existe un crecimiento de alrededor del 15% de expositores, sobre todo viene un grupo muy importante de editoriales independientes mexicanas” a esta 38 edición de dicho encuentro de libros y literatura.

Detalla que son casi cien stands que exhiben productos en este año “y no ha afectado en términos significativos el cambio de sede”.

La mañana de este 20 de octubre se inauguró la FILO en el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca (CCCO) y finaliza el 28 de este mismo mes, y a Quijas-Corzo se le pregunta ¿cómo percibe la reación de la gente ante la nueva sede?, y menciona que “han sido distintas las opiniones”.

“Evidentemente cambia una dinámica de muchísimo tiempo, muchísimos años de realizarse en el centro histórico de Oaxaca, pero hay quienes conocen bien el Centro de Convenciones, y saben que es un espacio amplio, súper lindo, con muchísima infraestructura y zonas muy buenas para la realización de distintos tipos de eventos: foros cerrados, foros al aire libre y jardines”.

–¿Cómo vio en este sexenio, que ya termina, el crecimiento de las editoriales independientes? y ¿qué problemas enfrentan?

–El tema de la distribución siempre es un tema, el más importante, porque publicar libros, pues más o menos puede uno resolverlo. La cantidad de librerías que existen en la República, la facilidad para moverlos a nivel América Latina siguen siendo un tópico muy complejo. De ahí que las editoriales independientes también busquen muchos mecanismos de coedición, intercambios y colaboración con otras editoriales para poder también llegar cada vez a más lectores. Almadia está ya cumpliendo 13 años, casi 300 títulos publicados. Este ha sido un año complejo por los temblores del año pasado en Oaxaca.

–En esta edición existe un foro que se llama: Construyendo la democracia. ¿Cómo se abordará este tema?

–La idea es tener una plataforma de discusión, de ideas, en donde distintos periodistas o escritores pudan hablar justo de la coyuntura de las elecciones presidenciales y un poco de lo que se espera de México, de ¿cuáles son los retos de México?, y entonces es uno de los foros más importantes, junto con el de derechos humanos que también se plantea.

–Hay un homenaje a Amparo Dávila, ¿qué me puedes decir de esta escritora?, quien en su literatura ha reflejado la cultura zacatecana.

–Definitivamente era un tema pendiente que tenía la FILO. Amparo Dávila es de las escritoras mexicanas más reconocidas, una maestra en el tema fantástico. Pudimos organizar esta mesa de homenaje, entonces estamos muy contentos. Lamentablemente doña Amparo no va a poder venir, porque ya esta delicada de salud.

“Hablamos de este reconocimiento desde hace nueve meses con su familia, con su hija Luisa, y estábamos viendo la manera de que enviara un mensaje, pero también parece que está complicado entonces por eso haremos sólo la mesa de homenaje”.

–¿Recordarán al escritor Sergio Pitol?

–Sí, siempre lo recordamos, Sergio fue un visitante asiduo de Oaxaca por mucho tiempo. Viene su familia, su sobrina Laura Demeneghi estará con nosotros, junto con Margo Glantz. Sergio es un referente en la literatura mexicana y lo será por muchísimo tiempo.

— Otro reconocimiento es para Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), ¿cómo ha visto el papel de esta instancia desde hace tres décadas?

–Para todos los que colaboramos en la organización de la feria, el IAGO y todas las instituciones que el pintor Francisco Toledo ha fundado, son muy importantes. Hemos sido de los principales beneficiarios de todas las iniciativas, además, han generado toda una infraestructura cultural en Oaxaca. El maestro Toledo presentará el libro que recién hizo con Fomento Cultural Banamex, va a estar firmando también libros. Él ha hablado mucho sobre la importancia de este reconocimiento para la asociación, para el IAGO, no para él como persona y eso es un poco hacia donde estamos enfocando los esfuerzos. A él no le gustan los reconocimientos, no los quiere, no los acepta, pero un reconocimiento a la institución que él ha creado sí le ha parecido muy significativa.

El Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) se inauguró en noviembre de 1988. Los principales temas que abarca la Biblioteca del IAGO son pintura, gráfica, dibujo, arquitectura, escultura, arqueología, diseño, bibliofilia, textiles, cerámica, arte popular, fotografía, cinematografía y literatura. Comprende los espacios geográficos e históricos más importantes y mantiene un desarrollo orientado al arte contemporáneo.

–¿Cómo fue que invitaron al filósofo y sociólogo Gilles Lipovetsky?

–Nos acercamos a su editorial Anagrama hace bastante tiempo y por fortuna aceptó, un poco comentamos sobre el cambio de sede, sobre la idea de la programación, este año era como generar una imagen de escritores muy reconocidos a nivel internacional y por fortuna aceptó. Tenemos tres eventos con él.

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Comentarios