“Halloween”: El mal nunca muere (Video)

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de 40 años, David Gordon Green revive el clásico de terror de 1978: Halloween, de John Carpenter. Pero este nuevo Halloween (EU-2018) no es un remake sino una continuación de la cinta original.

Tiene lugar 40 años después de los asesinatos de Michael Myers en Haddonfield. La historia comienza cuando dos periodistas impertinentes, Aaron y Dana, llegan al psiquiátrico donde Myers reside. Ambos hacen un podcast sobre crímenes (true crime) y están buscando realizar un reportaje sobre Myers, a punto de ser transferido a una prisión de máxima seguridad.


El doctor Ranbir Sartain, encargado de Myers, les dice que el asesino puede hablar pero que por el momento ha decidido guardar silencio. Para hacerlo reaccionar, Aaron saca la mítica máscara de Myers, aunque sin éxito.

Posteriormente, ambos personajes pasan a visitar a Laurie Strode (Jamie Lee Curtis) para entrevistarla, pero ella termina echándolos de casa. Luego, nos enteramos de que Laurie ha vivido bajo la sombra de Myers, lo cual le ha costado dos matrimonios y, en su momento, la pérdida de la custodia de su hija Karen, quien creció con un terrible resentimiento hacia su madre.

En la actualidad, Karen (Judy Greer) está casada y tiene una hermosa y agradable hija llamada Allyson (Andi Matichak), quien lleva una mejor relación con su abuela, aunque está convencida de que Laurie debe dejar atrás el pasado y olvidarse de Myers. Y es que Laurie está convencida de que el asesino volverá algún día, y no descansará hasta que aquél esté muerto.

Por supuesto que…

No hay muchas cosas nuevas en esta secuela: Muchos asesinatos, muchas movidas predecibles por parte de Myers y, cómo casi siempre suele pasar en las películas de este género, el mal regresa gracias a una imprudencia. Si bien hay elementos interesantes que dan una nueva perspectiva a la cinta. Descúbralos.

Halloween es una buena secuela, no mejor que su antecesora, pero vale la pena verla.

 

Comentarios