Espionaje político mediante Pegasus será transparentado: López Obrador

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El espionaje político a través del software Pegasus, uno de los escándalos de la pasada administración cuya opacidad ha sido persistente, será transparentado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo hoy que no ha visto los archivos, pero los hará públicos y como dijo desde finales de junio, reiteró que su gobierno no espía a activistas sociales y periodistas.

“Ya no hay golondrinas en el alambre”, dijo haciendo eco de la expresión popular sobre las escuchas e intervenciones ilegales.

A mitad del sexenio de Enrique Peña Nieto, organizaciones ciudadanas reunidas en la Red de Derechos Digitales (R3D), lograron desentrañar un intrincado manejo de espionaje político, con base en los análisis del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, que detectó el uso de software espía.

El gobierno mexicano negó siempre los datos; el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, clasificó la información. Ayer, un juez de materia constitucional concedió un amparo a la R3D, en contra de dicha clasificación, con lo que los archivos deberán transparentarse a menos que la Procuraduría General de la República, impugne la sentencia.

Con la declaración de López Obrador esta mañana, la litigiosidad del caso parece haber concluido, lo que depara la transparencia del asunto.

El software Pegasus, es un sistema de espionaje que infecta teléfonos celulares, dando acceso a toda la información que ahí se contenga, así como al micrófono y la cámara.

De acuerdo a los datos del Citizen Lab, se habría empleado para espiar a quienes realizaban señalamientos de corrupción desde la sociedad civil y a periodistas, entre otros, al equipo de Carmen Arsitegui que realizó el reportaje “La Casa Blanca de Peña Nieto”, llegando al extremo de haber infectado el teléfono del hijo de la periodista, en ese tiempo, menor de edad.

 

Comentarios