En la recompra de Fertinal ninguna irregularidad: Lozoya

Emilio Lozoya, exdirector de Pemex. Foto: Octavio Gómez Emilio Lozoya, exdirector de Pemex. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Emilio Lozoya Austin, quien fue director general de Pemex del 4 de diciembre de 2012 al 8 de febrero de 2016, asegura: “en lo personal, yo no autoricé la compra” de Grupo Fertinal, sostiene que no hubo “ninguna” irregularidad en dicho proceso y asegura que “jamás” se ha reunido con Fabio Massimo Covarrubias Piffer, el empresario que poseía la mayor parte de las acciones de aquella empresa. “No lo conozco”, insiste.

En respuesta a un cuestionario escrito que le envió Proceso, Lozoya –acusado por exdirectivos de Odebrecht de recibir 10.5 millones de dólares de sobornos– recalca que la compra fue autorizada el 26 de octubre de 2015 por el Consejo de Administración de Pemex, “donde en mi función de director general de Pemex no contaba con voto en la decisión”.

El consejo, entonces presidido por Pedro Joaquín Coldwell, “estableció un tope máximo de dicha operación en 635 millones de dólares; dicho monto consideraba la deuda existente y el valor del capital”, dice.

“Es importante considerar que el 100% de la operación fue financiado por un club de bancos compuesto por Nafin, Bancomext y Banco Azteca. Así, no se utilizó un solo peso de recursos de Pemex para financiar la compra de Grupo Fertinal. Además, cabe resaltar que Nafin y Bancomext asumieron más de 80% del financiamiento. Dicho financiamiento fue aprobado por los comités de riesgo y crédito de cada uno de dichos bancos”, indica.

(Nafin, Bancomext y Banco Azteca prestaron 635 millones de dólares a Pemex Fertilizantes –entre otras cosas para reembolsar 406 millones de dólares que Fertinal debía a Banco Azteca y Arrendadora Internacional Azteca– pero la subsidiaria de Pemex se comprometió a pagar ese monto en 16 años.)

Lozoya niega que haya habido irregularidad respecto al dividendo de 871 millones 500 mil pesos que los accionistas se otorgaron a sí mismos el 29 de septiembre de 2015, unas semanas antes de que Pemex comprara la empresa.

“Se acordó con los Vendedores que hasta 619 millones 400 mil pesos de dicho dividendo se pagara con anterioridad al cierre de la operación, a fin de que PMX tomara el control de Grupo Fertinal sin la existencia de pasivos por concepto de dividendos en favor de los antiguos accionistas de Grupo Fertinal”, dice. Y añade: “Dicho monto era el tope distribuible en efectivo conforme a los límites de la Cuenta de Utilidad Fiscal Neta (CUFIN) acumulada por Grupo Fertinal. Era su derecho.

“Es importante considerar la CUFIN no es una cuenta o reserva de efectivo, sino una métrica fiscal prevista por la legislación aplicable en materia de impuestos. El afirmar que la CUFIN es una cuenta de reserva en efectivo, es falso (…) es necesario aclarar que es común en este tipo de operaciones de compra-venta de empresas que la CUFIN se reduzca a cero a fin de reducir la base gravable de las acciones adquiridas para el caso de que el comprador quisiera venderlas en un futuro.

“Finalmente, no debo dejar de mencionar que los bancos que financiaron la operación (Nacional Financiera, Bancomext y Banco Azteca) autorizaron expresamente y por escrito a Grupo Fertinal a otorgar el dividendo. Además, el dividendo se restó del precio inicial de compra”, abunda.

–¿Está de acuerdo con la afirmación de la Auditoría Superior de la Federación que dice que su coordinación de asesores realizó la supervisión y el seguimiento de la adquisición de Fertinal?

–Desconozco las afirmaciones de la Auditoría Superior de la Federación. En la coordinación de asesores, no sólo en mi administración sino en las anteriores y posteriores, se le daba seguimiento y supervisión a diversos asuntos que eran puestos a consideración del Consejo de Administración de Pemex.

–¿Sabía que el valor de Fertinal era mucho menor al que le compró Pemex?

–El valor de compra de Grupo Fertinal fue determinado por la empresa consultora PricewaterhouseCoopers. Incluso, el capital fue comprado en un valor cercano al mínimo determinado en dicho estudio (…) se consideró que el costo de adquirir el capital de Grupo Fertinal oscilaría dentro de un rango, a valor de mercado, de 185 millones de dólares a 293 millones de dólares. Al final se consiguió un precio de compra del capital de 194 millones 60 mil dólares.

(Lo anterior es falso: Pemex trató de rebajar el precio a 194 millones de dólares, pero finalmente el despacho Galaz, Yamazaki, Ruiz Urquiza, SC, que representa la firma Deloitte en México, estableció el precio final en 203 millones 487 mil pesos, que terminó pagando Pemex.)

–¿Sabía que las plantas se encontraban en un estado deteriorado y que requerían inversiones multimillonarias para renovarse?

–Fue de mi conocimiento que como parte de la adquisición se llevó a cabo un estudio técnico por parte de personal de Pemex Petroquímica, quien emitió una opinión sobre las inversiones necesarias a considerar una vez que fueran adquiridas las plantas, si fuera el caso.

Cuando se le pregunta la razón por la cual el Consejo de Información de Pemex reservó toda la referente a Grupo Fertinal, Lozoya contesta: “No lo sé, es un órgano del cual no formé nunca parte”.

–¿Hubo alguna irregularidad o acción indebida en la compra-venta de Grupo Fertinal?

–Ninguna.

Este texto se publicó el 24 de febrero de 2018 en la edición 2208 de la revista Proceso.

Comentarios

Load More