“Con engaños”, AMLO sigue sirviendo a los intereses de empresarios: OSC

OAXACA, Oax. (apro).- En vísperas de la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador al Istmo de Tehuantepec, organizaciones de la sociedad civil (OSC) cuestionaron al gobierno federal porque, subrayaron, “ha dejado de lado su discurso ‘primero los pobres’ para, con engaños, seguir sirviendo a los intereses de los empresarios”.

En un pronunciamiento intitulado “El Istmo es nuestro”, cuestionaron el megaproyecto “corredor transístmico” y la realización de una “consulta simulada” para avalar inversiones de empresas transnacionales.

Citaron como ejemplo el caso de los parques eólicos, con una inversión de más de cuatro mil millones de dólares, pero “esa cuantiosa inversión –recalcaron– no ha beneficiado a la población regional y sí ha generado inmensas utilidades a empresas eléctricas europeas”.

De igual manera, manifestaron que en el Istmo de Tehuantepec se vive una gran contradicción: por un lado, tierras ricas, y por otro lado mucha de su gente –en su mayoría indígenas– viviendo en la pobreza.

“Esta situación no es producto de la marginación o de la falta de inversiones, al contrario. La pobreza es en buena medida producto del saqueo promovido por los gobiernos en beneficio de empresas trasnacionales, y el mejor ejemplo de ello es el megaproyecto eólico”.

Añadieron: “Desde hace muchos años las comunidades istmeñas hemos enfrentado el despojo, las imposiciones y la violencia, y al llegar el nuevo gobierno muchos de nuestros paisanos tuvieron la esperanza de que la situación iba a cambiar. Sin embargo, con el anuncio del megaproyecto corredor transístmico y la realización de una consulta simulada, es claro que el nuevo gobierno federal ha dejado de lado su discurso primero los pobres”.

En muchos de los foros de la consulta simulada, detallaron, los representantes de los pueblos han levantado la voz diciendo que la modernización de puertos y del ferrocarril no benefician a las comunidades.

Asimismo, destacaron que las mujeres indígenas que no han sido tomadas en cuenta, enérgicamente han dicho que urgen escuelas, hospitales, apoyos para el trabajo, agua potable, “y exigen que su palabra sea respetada, a la vez que también manifiestan su rechazo rotundo al megaproyecto corredor transístmico”.

Tras señalar que los pueblos del Istmo no están de acuerdo en que la escasa agua se use para alimentar a las empresas mineras, el fracking y las maquiladoras, preguntaron: “Señor presidente López Obrador, ¿a qué le teme cuando su gobierno se niega a brindar información precisa y amplia a los pueblos y comunidades afectadas directamente por este proyecto?”.

Organizaciones como la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Guardianes del Mar de San Dionisio y San Mateo del Mar, Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo y la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio, respondieron que el gobierno federal no da información “por significar despojo de tierras y aguas, daños ambientales, mayor inseguridad y un peligro para la soberanía nacional”.

Finalmente, expresaron su “rotundo rechazo a este proyecto que es ni más ni menos la continuación de los proyectos de muerte impulsados por los gobiernos neoliberales”, y expresaron su “rechazo a la militarización de nuestra región con la modalidad de Guardia Nacional, lo cual seguramente incrementara la violencia que ya sufrimos”.

Comentarios