AMLO otorga a Ebrard la gestión del “Fondo Yucatán”

Marcelo Ebrard, canciller mexicano. Foto: Miguel Dimayuga Marcelo Ebrard, canciller mexicano. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador otorgó al canciller Marcelo Ebrard Casaubón la gestión del llamado “Fondo Yucatán”, un fideicomiso público creado durante la administración de Felipe Calderón Hinojosa para financiar iniciativas en Centroamérica, e instruyó que apoye proyectos de “desarrollo de sistemas de registro, control y seguimiento de sistemas de flujos migratorios” en la región, entre otros.

Mediante un decreto presidencial publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el mandatario actual reformó la Estrategia de Cooperación Financiera para países de Mesoamérica y el Caribe y el “Fondo de Infraestructura para Países de Mesoamérica y el Caribe” –mejor conocido como “Fondo Yucatán”– que Calderón creó mediante la misma vía y publicado el 6 de diciembre de 2011.

Entre 2012 y 2016, ese fondo autorizó cerca de 130 millones de dólares en proyectos carreteros en distintos países de la región –excepto Guatemala–, y López Obrador pretende utilizarlo para financiar el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica (PDI), que inauguró el pasado 20 de junio con el anuncio de que México invertirá 30 millones de dólares en el programa Sembrando Vida en El Salvador.

Cuando creó el “Fondo Yucatán”, Calderón encargó su coordinación a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), con la ayuda de un Comité Técnico, pero en su decreto presidencial, López Obrador dio la coordinación del fondo a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dirigida por Ebrard.

Desde que negoció y pactó con el gobierno estadunidense de Donald Trump un plazo de 45 días para que el gobierno mexicano impida el paso por su territorio a los migrantes y refugiados centroamericanos, Ebrard encabeza de facto la política migratoria mexicana.

En el decreto de Calderón, el fondo estaba destinado a “otorgar apoyos financieros a programas y proyectos de infraestructura, así como asistencia técnica e intercambio de bienes y servicios relacionados con infraestructura, entre otros, con el objeto de contribuir al desarrollo económico, social e institucional” en la región.

El decreto de López Obrador detalla más las prioridades del fondo: éste apoyará a “programas, proyectos y acciones en los ámbitos de infraestructura, desarrollo de capital humano, equipamiento de instalaciones y albergues, desarrollo de sistemas de registro, control y seguimiento de sistemas de flujos migratorios, así como asistencia, capacitación, estudios e intercambio comercial de bienes y servicios relacionados con los mismos”.

López Obrador también modificó la conformación del Comité Técnico del fondo: en el proyecto de Calderón, estaba presidido por un representante de la SHCP, y lo integraban un funcionario de la SRE y otro de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid).

En su nueva versión, dicho comité está integrado por dos representantes de la Cancillería –uno de ellos lo preside–, uno de la Secretaría de Gobernación (Segob), otro de la SHCP y uno último de la Amexcid.

Comentarios

Load More