Lila Downs habla y canta… “¡Al chile!”

11 temas integran "Al chile", la nueva producción de Lila Downs que presentará en una fecha por definir en la Arena capitalina. Foto: Cortesía 11 temas integran "Al chile", la nueva producción de Lila Downs que presentará en una fecha por definir en la Arena capitalina. Foto: Cortesía

CUIDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Al igual que los mejores platillos gastronómicos, la música debe tener un toque picosón y con una buena porción de chiloso ají para alcanzar un sazón delicioso, tal como nos gusta a la mayoría de los mexicanos. Es por eso que Lila Downs decidió intitular ¡Al Chile! su nueva producción discográfica, para honrar a ese exquisito ingrediente arraigado a nuestra tierra y que nos da identidad nacionalista.

“Quizá no hay un chile que defina mi personalidad — afirma en entrevista la cantante oaxaqueña de 50 años–; yo soy todos los chiles de mi Patria, ¡como los mejores moles!”

Respecto a la placa CD, Lila adelanta que salió para “degustarse” este verano, con una amplia variedad de sonidos “y canciones enchiladas” que ya saborean sus fans. Son 11 temas entre los que destacan “Las marmotas”, “Cariñito”, “Dear Someone”, “Clandestino”, “Dos botellas de mezcal”, “Sé Feliz”, “El son del chile frito”, “Los caminos de la vida” y “La Llorona”.

Originaria de la heroica Ciudad de Tlaxiaco, ella define que “¡Al Chile! es un título atrevido”, puesto que gracias a la idiosincrasia mexicana esta palabra tiene distintas interpretaciones e inclusive, pueden llegar al albur:

“En este disco estamos haciendo un homenaje ¡al chile! Y cada vez que comento esto, de inmediato hay risas. Es un homenaje a este fruto de la tierra que nos causa tanto antojo y sufrimiento, pero finalmente… ¡nos encanta!”

De acuerdo con Lila Downs, ¡Al Chile! lleva el mejor de los sentidos en su significado; sin embargo, reconoce se viven momentos complicados en nuestro país en cuanto al machismo, especialmente por la ola de violencia en contra de las mujeres.

“El feminismo significa respetar a las mujeres como seres humanos, así de sencillo. Eso nos hace falta, mirarlo así, muchos no lo han querido ver”, sentencia la cantautora. Recalca que parte fundamental es la educación desde la misma familia para forjar otro tipo de hombres:

“Como madre y ser humano se tiene que ver también qué daño le estamos haciendo nuestros varones pequeños en sus pensamientos. En el hogar se tienen que hacer las cosas por igual para que exista respeto, hasta cuando se lavan los trastes todos le debemos entrar, para que no empiece a crecer un desgaste entre la familia y después en la sociedad. Al hacer una pequeña acción se enseña a los niños que en la sociedad no se puede hacer lo que ellos quieren sin que tenga consecuencias”.

En ese mismo caso se encuentran los políticos de cualquier color y sabor, indica en amable y alegre charla:

“¡Hay que exigirles las cosas al chile!, por eso mismo exhorto a que debe transformarse la legislación en materia de feminicidios y cualquier ataque hacia las mujeres. No hay de otra, hay que hablarle al chile a los políticos. No hemos avanzado en la parte legal, hay tantos temas por trabajar en nuestra sociedad. Sabemos que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador está empezando; pero le pedimos que todo esto cambie, que cambien las leyes a favor de las mujeres. Son temas complicados, pero podemos seguir adelante por un México mejor”.

La oaxaqueña subraya que mantiene la fe en una transformación de la sociedad, de tal modo, recordó el festival “Voces de Mujeres” en el Zócalo capitalino (donde participó a finales del año pasado), el cual gozó de activismo por parte de las chicas que clamaban por permitir legalmente el aborto:

"Hay una nueva actitud hacia el feminismo, antes existía temor de hablar del aborto; pero por fin podemos salir del closet y hablar de estos temas dolorosos", señala Downs.
“Hay una nueva actitud hacia el feminismo, antes existía temor de hablar del aborto; pero por fin podemos salir del clóset y hablar de estos temas dolorosos”, señala Downs.

“Hay una nueva actitud hacia el feminismo, antes existía temor de hablar del aborto; pero por fin podemos salir del clóset y hablar de estos temas dolorosos.Tengo optimismo de las nuevas generaciones, en los jóvenes. Faltan cosas, pero no hay duda que la mentalidad va cambiando”.

Lila Downs expresa que actualmente lo importante es enfocarnos en cuestiones nacionales por un México mejor; por lo tanto, prefiere deslindarse de problemáticas que suceden en otros países, como podría ser Venezuela:

“No conozco la realidad de los venezolanos, tengo amigos unos de un lado y unos más del otro. En un momento me solidaricé con (Hugo) Chávez, pero me hicieron comentarios que ‘¿¡Cómo es que opinas tú…?!’. Por eso ahora ya no comento nada, no podemos hablar sobre la realidad de un país que no conocemos. El mundo se ha deteriorado; pero veo que hay una falta de respeto de ambas partes hacia la sociedad venezolana. En suma, yo creo en el respeto al país de Bolívar y limpiar nuestra propia casa.”

La receta de “¡Al Chile!”

Hablando sobre su nuevo material, Lila Downs dice que el álbum está producido por el músico Camilo Lara, y fue grabado tanto en la Ciudad de México, como en Oaxaca de Juárez, Juchitán, y Nueva York.

“Queríamos hacer algo con bandas tradicionales y se lo conté a Camilo, invitamos a la banda Misteriosa de Oaxaca, con otra de Juchitán, de niños y adolescentes. Nació así la idea de ir invitando bandas en las giras para que participaran en el disco y también a sonideros. Así fuimos haciendo la fiesta, desde las mismas comunidades. ¡Es la fiesta del chile!”, narra la también antropóloga quien desde los ocho años desarrolló su carrera como artista.

De aquella forma logró congregar músicos de distintos poblados, como La Sonora Tropicana, Banda Misteriosa de Oaxaca, Grupo Costa Azul (integrada por músicos de Rigo Tovar), Banda de Música de Juchitán del Cemxha e instrumentistas de la Costa Chica.

“Empezamos a freír el chile sonoro, agregamos beats de la ciudad, saxos, trompetas y tarolas de la costa, para complacer el dulce vicio del baile”, explica Lila, ataviada con un colorido vestido oaxaqueño. Siempre sonriente, comenta que uno de sus sueños es estar en el festival de rock Vive Latino, ya que en la actualidad las generaciones gustan del folclore mexicano, pero por lo pronto, anuncia que estará en la Arena Ciudad de México para celebrar el lanzamiento de ¡Al Chile!, aunque aún sin fecha por definir.

Un chispeante sabor único colmado de identidad preparó con “amor” Lila para su gente, a quienes les espera una amplia variedad de jocosos chiles de la mejor calidad, tal como añade:

“El sabor es como la vida misma, es hermosa, es rica, a nosotros los mexicanos nos gusta picosita, porque sin chile nomás no podemos vivir.”

Comentarios

Load More