Y con Calderón, entre los perdonados están el PRD, CFE, AHMSA, Cabal Peniche, Juan Gabriel…

Una sucursal de CFE en la CDMX. Foto: Benjamin Flores Una sucursal de CFE en la CDMX. Foto: Benjamin Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno del expresidente Felipe Calderón Hinojosa condonó desde decenas hasta cientos de millones de pesos de impuestos a algunos empresarios de dudoso pasado, como el banquero Carlos Cabal Peniche y su exsocio el gasolinero Paul Karam Kassab, pero también al exgobernador Luis Armando Reynoso Femat y al hermano de Ricardo Monreal Ávila, así como a Juan Ramón Collado Mocelo, el “abogado de los poderosos” actualmente preso y a Libertad Servicios Financieros.

Y no sólo esto: en 2007, mientras Andrés Manuel López Obrador denunciaba un fraude electoral por parte de su rival Calderón en las elecciones de 2006, el SAT condonó 229 millones 675 mil pesos de impuestos al Partido de la Revolución Democrática (PRD), que lideraba el ahora presidente de la República. Ese año, la corriente de Nueva Izquierda, encabezada por Jesús Ortega Martínez, cabildeó por conseguir la presidencia del partido, lo que sucedió en noviembre de 2008.

Estas son algunas de las mil 425 personas físicas que beneficiaron de condonación de impuestos por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) durante el sexenio de Calderón, por un monto total de 5 mil 716 millones de pesos, de acuerdo con una base de datos que publicó hoy la organización Fundar.

En 2007, por ejemplo, el SAT perdonó 3 millones 373 mil pesos a Reynoso Femat, quien en ese momento era gobernador de Aguascalientes y compañero de bancada de Calderón en el PAN. El pasado 31 de agosto, el exgobernador panista fue condenado a dos años y 9 meses de prisión por peculado.

En la base de datos aparecen algunos integrantes de la cúpula de poder priista en el Estado de México –a la que pertenecía el expresidente Enrique Peña Nieto–, como Mayolo del Mazo Alcántara –un empresario gasolinero, primo del exgobernador mexiquense Alfredo Del Mazo González– o el compadre del exgobernador Eugenio Hernández Flores– y Adolfo Martín Del Mazo Del Mazo, primo del actual gobernador mexiquense Alfredo Del Mazo Maza.

En 2007, el SAT perdonó 6 millones 184 mil pesos a otros personajes vinculados con el mundo político-empresarial, como Carlos Agustin Ahumada Kurtz, y condonó impuestos a dos hijos del líder minero y ahora senador por Morena Napoleón Gómez Urrutia –por más de 11 millones de pesos en total–, y a José Armando Ruiz Massieu –hermano del fallecido priista José Francisco Ruiz Massieu–, por más de 34 millones de pesos.

El banquero Carlos Efraín Cabal Peniche, quien financió campañas del PRI en los 90 y se convirtió en prófugo de la justicia en 1994 después de los fraudes multimillonarios perpetrados por sus bancos Cremi y Unión, benefició de una condonación de impuestos de 499 millones 270 mil pesos en 2007.

El mismo año, su antiguo socio Paul Karam Kassab, socio con sus hermanos William y Jorge Gabriel de la gasolinera Hidrosina, recibió una condonación de impuestos de 133 millones 995 mil pesos. En enero pasado, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ordenó congelar las cuentas de los hermanos Karam y de Hidrosina por supuestas actividades vinculadas con el robo de combustible, pero un juez suspendió la medida.

Todavía en 2007, el SAT condonó 12 millones 69 mil pesos de impuestos que debía el abogado Juan Ramón Collado Mocelo, el expresidente del consejo de administración de Libertad Servicios Financieros, abogado de Peña Nieto y del expresidente Carlos Salinas de Gortari o del exgobernador Roberto Borge Ángulo.

Y no sólo esto: también perdonó 437 millones de pesos a Libertad Servicios Financieros, la empresa que encabezó Collado a partir de 2015 y que se encuentra en el centro de una investigación, la cual derivó en el encarcelamiento de Collado en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

El gobierno de Calderón también perdonó un millón 896 mil pesos de impuestos a Rodolfo Monreal Ávila, hermano del entonces senador Ricardo Monreal Ávila, ahora presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado y figura central del partido Morena.

Según la base de datos de Fundar, el gobierno de Calderón condonó 121 millones de pesos al cantante Juan Gabriel, y otros montos menores a Marco Antonio Solis “El Buki” –por 15 millones 401 mil pesos–, Paulina Rubio o Bárbara Mori. Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, otros integrantes del mundo artístico se beneficiaron de condonaciones, como el recién fallecido José José –por 10 millones 947 mil pesos– o Gloria Trevi –por 2 millones 145 mil pesos–.

Durante el sexenio calderonista, el SAT condonó montos multimillonarios a personas morales, tanto empresas privadas como organismos públicos. Así, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) dejó de pagar 13 mil 995 millones de pesos, y la Secretaría de Educación Pública (SEP) cerca de 6 mil millones de pesos, mientras que al Banco Mexicano de Comercio Exterior (Bancomext) le fueron perdonados mil 543 millones de pesos.

El Instituto de Salud del Estado de México y la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) beneficiaron por su parte de condonaciones por un monto total de mil 662 millones de pesos, y ello mientras Peña Nieto era gobernador de dicha entidad.

Altos Hornos de México (AHMSA) –cuyo dueño, Alonso Ancira Elizondo, se encuentra actualmente preso por el presunto soborno que pagó a Emilio Lozoya Austin—obtuvo por su parte dos condonaciones de impuestos, en 2007 y 2008, por 602 millones de pesos.

El gobierno de Calderón también perdonó miles de millones de impuestos a distintos equipos de futbol, entre ellos a los Rayados de Monterrey –cuyos adeudos por mil 84 millones de pesos fueron cancelados en 2010–, o a las Chivas de Guadalajara –la cancelación de impuestos, en 2011, se elevó a 469 millones de pesos–, o el Cruz Azul, que recibió una condonación en 2007 por 328 millones de pesos y otra en 2012 por un millón 873 mil pesos.

El Atlas recibió tres condonaciones por 348 millones de pesos, los Tiburones Rojos de Veracruz dejaron de pagar 254 millones de pesos;los Diablos Rojos de Toluca tuvieron condonaciones por 28 millones de pesos, mientras que los Pumas solamente se vieron beneficiados con 14 millones 584 mil pesos.

El gobierno de Calderón también fue generoso con algunos medios de comunicación, como por ejemplo el grupo Organización Editorial Mexicana (OEM), de la familia Vázquez Raña, el cual tuvo dos condonaciones consecutivas en 2007 y 2008 por un total 205 millones de pesos.

Comentarios

Load More