Detienen por enriquecimiento ilícito a viuda de exdiputado, ligada a César Duarte

César Duarte, exgobernador de Chihuahua. Foto: Octavio Gómez César Duarte, exgobernador de Chihuahua. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Agentes de la Fiscalía General del Estado de Durango aprehendieron el domingo pasado a Mayra Julieta Urbina. viuda del exdiputado federal Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga, por su presunta responsabilidad en el delito de enriquecimiento ilícito.

Según la carpeta de investigación, la mujer presumiblemente obtuvo de manera ilícita casi 60 millones de pesos durante el gobierno de César Duarte Jáquez.

La imputada fue presentada ayer ante la jueza de Control, Alba Érika Gámez Maldonado, quien dictó prisión preventiva por 12 meses y fijó el viernes 12 de octubre como fecha de la audiencia de vinculación a proceso.

El Ministerio Público dio a conocer durante la audiencia, que Mayra Julieta Urbina fue jefa de oficina del DIF estatal entre 20 de octubre de 2010 al 15 de marzo de 2012.

Asimismo, señaló que en el lapso como funcionaria y hasta el 2014, la imputada y su esposo incrementaron sus bienes de manera indebida.

Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga fue uno de los principales colaboradores del exgobernador prófugo César Duarte Jáquez, ocupó cargos importantes y estratégicos para el presunto desvío de dinero que le imputan a varios ex funcionarios, familiares y/o paisanos del exmandatario estatal.

Hermosillo Arteaga murió en un accidente cuando viajaba con su familia en la carretera de Parral a Chihuahua. Era diputado federal. Su suplente, Enrique Antonio Tarín García, intentó asumir la diputación, pero se lo impidieron porque tenía una orden de aprehensión y ahora enfrenta en prisión nueve causas penales por peculado agravado.

En el caso de Mayra Julieta Urbina se le acusa de depositar a sus cuentas bancarias pagos a tarjetas de crédito, adquisición de bienes y aportaciones al capital de una empresa por 64 millones 422 mil 773 pesos. De esta cantidad, dejaron sin comprobar 58 millones 743 millones 520 pesos, de acuerdo con la causa penal 3079/19.

La representación social detalló que la imputada tiene ingresos comprobados durante su ejercicio como jefa de la oficina del DIF estatal que suman a los de su esposo, por 5 millones 679 mil 625 pesos.

La Fiscalía General del Estado embargó viviendas, vehículos y artículos de joyería a Mayra Julieta Urbina, con un valor aproximado de 25 millones de pesos.

Los cateos los realizaron desde marzo de 2017. Las autoridades estatales llamaron a comparecer ante el Tribunal Superior de Justicia a Mayra Julieta Urbina, los días 12 y 20 de septiembre de este año, pero no se presentó, por lo que la jueza ordenó prisión preventiva, ante el riesgo de fuga.

De acuerdo con la información de la FGE de Chihuahua, Hermosillo y Mayra Julieta Urbina adquirieron once propiedades en cuatro años. De éstas, cuatro tienen un valor de más de 10 millones de pesos.

El matrimonio compró vehículos con un valor superior al medio millón de pesos como las camionetas Suburban 2015, GMC Denali 2016, Ford Lobo 2014, Ford Expedition 2007, Dodge Charger 2011, Toyota Siena, Titán 2011, así como los vehículos Camaro 2012, Malibú 2017, un carro de golf de 162 mil pesos, una motocicleta Harley 2013, un remolque, una trimoto 2013, entre otros.

Respecto de las joyas localizadas y aseguradas, contenían diamantes incrustados como cadenas, un crucifijo, un anillo y una esclava. Asimismo, un centenario de oro en arnés de oro. Además, ocho relojes, dos Rolex color plata, uno color oro con diamantes incrustados, uno más dorado y cuatro Cartier, todos con valor de casi un millón y medio de pesos.

Hermosillo fue demandado penalmente ante la entonces Procuraduría General de la República (PGR) en septiembre de 2014, por los delitos de enriquecimiento ilícito, peculado y uso indebido de la función pública, por el abogado chihuahuense, Jaime García Chávez.

La denuncia también fue contra el ex gobernador César Duarte y el ex secretario de Hacienda, Jaime Ramón Herrera Corral. Se les atribuye hacerse del Banco Unión Progreso, con sede en la ciudad de Delicias, al que le inyectaron millones de pesos para convertirse en los principales socios de la entidad bancaria y, en el caso de Herrera, era el director de dicho banco.

Hermosillo fue uno de los socios del banco Progreso. Al final del sexenio de Duarte, era diputado federal por el Distrito 9 con sede en Parral. Su suplente era Antonio Enrique Tarín García, sobrino del gobernador y quien solicitó licencia de su cargo como director de Adquisiciones y Servicios de la Secretaría de Hacienda estatal para participar en la campaña.

Anteriormente fue director de administración y finanzas del cuestionado Instituto Chihuahuense de la Salud (Ichisal), donde adquirió dos camionetas de lujo en pleno decreto de austeridad, una Tahoe para él y una Suburban para Alfredo Riosvelasco, de acuerdo con archivos periodísticos.

Hermosillo estaba involucrado en otra demanda penal por enriquecimiento ilícito, antes de morir, porque como funcionario incrementó su patrimonio y el de su esposa a 14 millones de pesos, así como una demanda civil por adquirir un predio con problemas legales a nombre de una financiera no regulada.

Hermosillo Arteaga estuvo cerca de César Duarte en sus negocios personales en Parral desde años atrás y en la asociación Unión Ganadera División del Norte, fundada por el gobernador cuando era diputado federal y que comparte domicilio con proveedores de medicamentos de gobierno del estado, en un claro conflicto de intereses: Periférico de la Juventud 8725

Ese domicilio lo registró Hermosillo como propio, cuando adquirió por lo menos tres de sus actuales propiedades, dos las compró a la esposa del exalcalde de Chihuahua y colaborador duartista, Javier Garfio Pacheco, quien también es de Balleza, como Duarte.

Según el Registro Público de la Propiedad, Hermosillo adquirió por lo menos tres propiedades en agosto del 2012, en las que registraba como domicilio propio Periférico de la Juventud número 8725 (Inscripción 122 folio 124 libro 5135 Sección primera; Inscripción 83 Folio 83, Libro 5125, Sección primera; Inscripción 3 Folio 3 Libro 5125 Sección Primera).

En la administración de su amigo Duarte Jáquez, Hermosillo ha escaló rápido: Los dos primeros años y medio fue director del Fideicomiso Estatal de las Actividades Productivas en el Estado de Chihuahua (Fideapech), luego lo nombraron director general de Administración de la Secretaría de Hacienda y posteriormente presidente de la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS), de donde solicitó licencia para convertirse en candidato a diputado federal. Ganó.

En la demanda penal interpuesta por García Chávez el 26 de septiembre de 2014, acusa a Duarte de haber convertido la institución financiera Unión Progreso en banco, de haberlo capitalizado con 65 millones de un fideicomiso creado por Duarte y una aportación de 10 millones de Carlos Hermosillo.

Entre los socios del banco, también aparecen otras personas cercanas a Duarte: Elia Patricia Berjes Chávez con una aportación de 52 millones de pesos, es esposa de Jaime Galván Guerrero, a quien Duarte intentó hacerlo candidato por el distrito 5 de Delicias, pero no lo logró.

Federico Duarte Medina (primo de Duarte Jáquez y representante de la asociación ganadera del gobernador en Santa Teresa) aportó 12 millones.

María Dalila Martínez Corrujedo, aportante de 55 millones de pesos, es esposa de Olegario Guzmán Orquiz, quien era compadre de Duarte Jáquez y está desaparecido desde el 22 de agosto de 2010, casi dos meses después de ganar la gubernatura de Chihuahua.

Luego de la desaparición, Duarte nombró al hermano de Olegario Guzmán como director de Desarrollo Forestal, Víctor Guzmán Orquiz.

La asociación Unión Ganadera División del Norte creada por César Duarte Jáquez en el 2005, surgió como un instrumento de apoyo a los productores chihuahuenses para que accedieran a crédito y subsidios gubernamentales a raíz de su liderazgo en la Confederación Nacional Campesina (CNC).

Esa asociación ganadera apareció en septiembre de 2011 como uno de los diez principales clientes de Unión de Crédito Progreso, con 20 millones de saldo y de esos clientes es el único que aparece con garantía líquida, ya que el resto tiene garantía hipotecaria.

De acuerdo con la calificadora HR Ratings de México, S.A. de C.V, Unión Ganadera División del Norte está registrada en la institución crediticia (que recibió en mayo pasado la autorización para operar como banco desde la ciudad de Delicias), como actividad comercial y su actividad es la compra-venta de maquinaria y equipo e implementos.

Y la calificadora advirtió: “A septiembre de 2011, los 10 clientes principales de la cartera de crédito de Unión de Crédito Progreso representan el 47.7% del total. Dicha situación representa un riesgo de concentración en caso de que alguno dejara de pagar. Asimismo, se encuentra una sensibilidad al capital contable, dado que el saldo de estos 10 clientes principales, representa 2.5x el capital contable de la Empresa”.

Además de los 65 millones que aportó Duarte a Unión Progreso, de los 10 de Hermosillo y de lo que invirtió la asociación ganadera, en el 2007 ambos fundaron en Santa Bárbara una financiera rural que la ley considera “financiera rural no regulada”, con un capital social de 6 millones de pesos, 5 de Duarte y 1 de Hermosillo.

Unión Ciudadana tiene tres documentos notariados sobre esa financiera: la creación de esa entidad, una asamblea de accionistas celebrada y un acto protocolario.

En el 2007, cuando Duarte era diputado federal, crearon la Financiera de la División del Norte S.A. de C.V.

Y como gobernador, ambos celebraron una asamblea en el 2011 en Parral, para protocolizar ante el notario público Sergio Müller Mata y acordaron aumentar en 31 millones el capital de empresa financiera que habían creado. De ese aumento de capital, Duarte exhibió 30 millones y Hermosillo uno, y éste se convierte en comisario para ir a protocolizar el aumento de capital.

El patrimonio de Hermosillo

Carlos Hermosillo fue acusado penalmente ante la Fiscalía General del Estado en 2015, por presunto enriquecimiento ilícito, por el expresidente municipal panista de Parral, Gustavo Villanueva Posada.

La denuncia fue apoyada por la dirigencia estatal de Acción Nacional, ya que evidenciaron con el Registro Público de la Propiedad, que antes de ser funcionario, Carlos Hermosillo y su esposa Mayra Julieta Urbina Arzola tenían una casa en la colonia Villas del Rey II que adquirieron el 24 de mayo de 2003 con un precio de 193 mil pesos y otra en la calle Libramiento número 60 de la colonia Las Fuentes en Parral, con un costo de 400 mil pesos el 27 de julio de 2010. Ambas equivalen a 593 mil pesos.

En dos años como funcionario, Hermosillo ganó 345 mil 375 pesos, en sus diferentes cargos, de acuerdo con el portal de Transparencia de información pública de oficio de gobierno estatal.

Y en una comparación que realizó el PAN del sueldo con las propiedades, determinaron que no coinciden con el suelo que ha obtenido en esos dos últimos años, ya que a nombre de Hermosillo y de su esposa, localizaron por lo menos seis propiedades con precios de hasta 4 millones y medio de pesos, con un monto en total de 13 millones 973 mil 883 pesos.

Cuando Hermosillo, justificó en su momento que su esposa heredó. El papá de María Julieta era minero y tenía una sociedad minera.

De las seis propiedades, adquirieron ocho en sólo dos meses de 2013, con un costo de más de 8 millones. Todas las recientes adquisiciones las compraron en la ciudad de Chihuahua, seis estaban a nombre de Mayra Julieta Urbina y una a nombre de Hermosillo.

Las de Mayra Julieta Urbina fueron adquiridas entre el 22 de noviembre de 2011 y el 29 de octubre de 2013, en fraccionamientos residenciales como Misión del Bosque, Los Reyes de Loma Alta de Sacramento, dos en Residencial Bosques de San Francisco III Etapa y Lomas Universidad etapa I.

Y a nombre de Hermosillo estaban en el fraccionamiento Lomas Universidad III Etapa, con un costo de un millón 80 mil pesos adquirida el 15 de diciembre de 2011. Este año adquirió más propiedades

Ahora, la viuda de Carlos Hermosillo enfrenta un proceso penal en prisión, después de tratar de evadir la justicia con la promoción de amparos y evitando las comparecencias.

Comentarios

Load More