Tras revés judicial, Grupo Salinas amaga: Proceso “deberá responder por sus acciones”

Ricardo Salinas Pliego. Foto: Miguel Dimayuga Ricardo Salinas Pliego. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un día después de que Ricardo Salinas Pliego y Banco Azteca sufrieron un primer revés en su demanda por “daño moral” contra Proceso, Grupo Salinas mandó publicar en periódicos nacionales una carta –que envió ayer a este semanario– en la cual señala que “Proceso no goza de impunidad y deberá responder por sus acciones”.

En su carta, titulada “en defensa de la libertad de expresión y ante los ataques sistemáticos en su contra”, el exdiputado federal priista Tristán Canales Najjar –vocero de Grupo Salinas–, afirmó que Proceso lanzó una “reiterada ofensiva facciosa (…) ya no solo hacia a (sic) Grupo Salinas, sino en contra del Estado de Derecho y la legalidad democrática en México”.

A lo largo de los cinco párrafos de la carta, Canales no precisa el motivo de su agravio: se limita en criticar “la soberbia de Proceso” –que según el priista se cree “por encima de la ley y de su acción”–, y presenta a Grupo Salinas como una empresa que promueve una “defensa irrestricta de la libertad de expresión” pero que sufre una “infamia” por parte de este semanario.

La misiva –publicada en El Universal y El Heraldo de México—concluye: “por ello iniciamos contundentes acciones legales frente a su semanario y así lo haremos cada vez que la mentira sea un arma para la calumnia”.

Grupo Salinas envió esta carta ayer, apenas un día después que un juez se negara a acatar una petición de los abogados de Salinas Pliego y Banco Azteca que consistía en castigar a Proceso por haber informado sobre la demanda por “daño moral”.

El juez desechó la queja de la defensa del magnate y su banco, pues afirmó que “no es procedente aplicar una medida de apremio a los enjuiciados por el libre ejercicio de su libertad de expresión”.

En su demanda por “daño moral”, presentada el pasado 26 de agosto, Salinas Pliego y Banco Azteca afirmaron que Proceso orquestó una “campaña de desprestigio” en su contra, “con el único propósito de sembrar en la población mexicana una idea errónea y negativa” y difundir la noción de que “el señor Ricardo Salinas Pliego es una persona corrupta”.

Señalan principalmente la edición 2229 del semanario, en cuya portada aparecía el rostro sonriente del magnate, con la leyenda: “Pemex-Fertinal: El gran fraude de Salinas Pliego”, y su texto de apertura titulado: “Salinas Pliego, el magnate que movió los hilos de la estafa Pemex-Fertinal”.

Dicho reportaje mostró los vínculos del empresario con una red de sociedades offshore que tuvieron acciones de Grupo Fertinal entre 2006 y 2016. También dio a conocer que empleados de Grupo Salinas ocuparon puestos clave en la empresa, mientras Banco Azteca se convirtió en su “tesorería” mediante el fideicomiso F470.

En su defensa, Proceso presentó decenas de documentos que sustentan cada párrafo publicado en sus sucesivas ediciones, y contestó puntualmente a los 122 reclamos presentados por los abogados del magnate y su banco.

Load More