Ebrard califica a líder de Coparmex de “conservador extremo”

Jesús Seade y Marcelo Ebrard dieron detalles de los cambios realizados al T-MEC. Foto: Eduardo Miranda Jesús Seade y Marcelo Ebrard dieron detalles de los cambios realizados al T-MEC. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, calificó de “conservador extremo” al presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, porque “ha sido un opositor a la reforma laboral

Las declaraciones de Ebrard surgieron en una conferencia de prensa en la Cancillería, horas después de la firma del protocolo modificatorio del T-MEC.

“Por supuesto que (el líder de la Coparmex) está en contra de que la materia laboral esté en el tratado, y la ambiental también”, dijo, y añadió: “Hay una diferencia ideológica y política”.

Por otra parte, Ebrard indicó que se enviará esta semana “la traducción oficial al español” del documento firmado, y que en Estados Unidos se aprobará “antes del 20 de diciembre”.

Nota relacionada:

López Obrador agradece a Trudeau y a Trump ratificación del T-MEC

Jesús Seade, subsecretario para América del Norte, presumió los aspectos positivos de la negociación adicional al T-MEC.

Entre ellos que el texto firmado hoy no incluye a los “inspectores” –encargados de determinar violaciones laborales y sindicales en las empresas en México–, que son sustituidos por la figura de paneles de controversia.

Bajo el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), indicó, las disputas se resolvían en “discusiones informales” y mediante “relaciones de fuerza”.

Ya con el T-MEC, agregó, “hay certeza de que, si un país quiere un panel, lo va a tener”.

Recordó que México pudo frenar las pretensiones de imponer reglas de origen sobre el acero y el aluminio, y plazos para las patentes de biomedicinas.

También celebró que, por primera vez en un tratado, el gobierno de Estados Unidos reconoció la soberanía de México sobre sus energéticos, que fue una encomienda del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Se aprobará en EU “antes del 20 de diciembre”

Por su parte, Ebrard estimó que “no habría forma que (el tratado) se tradujese en presiones o acciones en contra de trabajadores de origen mexicano”.

La negociación adicional del T-MEC se llevó a cabo después de que la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes se opusiera a ratificar el tratado, en tanto pedía mayores garantías de que México respetaría sus obligaciones en materia laboral.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso