El INM detuvo a 800 migrantes de la caravana en Chiapas

Integrantes de caravana migrante detenidos por la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración (NM). Foto: Daniel Zacarías Integrantes de caravana migrante detenidos por la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración (NM). Foto: Daniel Zacarías

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Durante su polémico operativo de hoy en el municipio chiapaneco de Frontera Hidalgo, la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración (INM) detuvieron a 800 integrantes de la caravana migrante que ingresaron por la madrugada a México, y sigue persiguiendo a alrededor de 200 personas que escaparon hacia el monte.

Si bien el INM aseveró en un boletín que los agentes mexicanos detuvieron a los migrantes “con pleno respeto a los derechos humanos”, organizaciones de la sociedad civil condenaron el operativo –llevado a cabo con gas lacrimógeno y golpes–, al que tacharon de violatorio del “marco legal nacional e internacional”.

El INM indicó que trasladó a los 800 migrantes arrestados en 20 autobuses a centros de detención migratoria, desde los cuales muchos serán deportados a sus países de origen, e informó que “realiza tareas para localizar a alrededor de 200 personas migrantes más que, ante la presencia de las autoridades, se dispersaron en los alrededores de esta región”.

Así, en menos de tres días las autoridades mexicanas –la Guardia Nacional y el INM– detuvieron a más de 3 mil integrantes de caravanas que pretendían atravesar México para pedir asilo a Estados Unidos.

Tres días después del primer operativo de la Guardia Nacional –el pasado lunes 20–, y ante las críticas hacia el silencio de su titular, Rosario Piedra Ibarra, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) anunció hoy que abrió expedientes de queja y exhortó las agencias de seguridad a rechazar “todo acto de violencia contra la integridad y seguridad de las personas en el contexto de migración internacional”.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso