Compañía mexicana firma contrato para entregar petróleo crudo a Venezuela: diario ABC

La refinería Puerto La Cruz en Venezuela. Foto: Twitter @PDVSA

MADRID (apro).- Una compañía mexicana recibió un contrato para entregar cinco millones de barriles de petróleo crudo al gobierno venezolano de Nicolás Maduro, pese a las sanciones del gobierno de Donald Trump contra el gigante Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

El contrato se firmó el 17 de marzo pasado, para que la sociedad mexicana entregue los cinco millones de barriles de petróleo crudo a cambio de una cantidad de litros de gasolina que no se precisó, según publicó ayer el diario español ABC.

En un texto firmado por su corresponsal en Washington, David Alandete, el rotativo señala haber tenido acceso al contrato de la empresa mexicana Jomadi –desconocida en el sector y de la que apenas hay registros–, que sería una intermediaria de los cinco millones de barriles de petróleo, entre el 25 de marzo y el 25 de julio, en puertos de Turquía.

A partir de las sanciones impuestas por Estados Unidos contra PDVSA desde finales de 2019, el gobierno de Trump ha advertido a varias compañías para que dejen de canjear combustible ya refinado por crudo venezolano. Eso sucedió con la rusa Rosneft, que se retiró del mercado del país sudamericano luego de que dos filiales fueran sancionadas por esa práctica.

La italiana Enel envió en marzo dos cargamentos de diésel a Venezuela, y uno la española Repsol, que fueron tolerados por Estados Unidos por tratarse de canjes enmarcados dentro del programa de pago de deuda del régimen. Sin embargo, las dos compañías europeas y la india Reliance fueron advertidas de cortar por completo este tipo de canje, señala la publicación.

No obstante, Grupo Jomadi Logistics & Cargo S.A. de C.V., compañía mexicana, ha recibido un contrato para operar ese canje de combustible, debido a la carencia en el mercado venezolano.

La compañía, dirigida por José Refugio Ruiz, tiene su sede social en Guadalajara, Jalisco. En 2016 recibió del gobierno mexicano el permiso oficial para comercializar petrolíferos. En 2018 declaró haber importado al menos mil millones de litros de turbosina, combustible de aviación destilado del proceso de refinación del petróleo crudo, además de 18 millones de gasolina de diverso octanaje.

Entre 2017 y 2018 declaró haber importado nueve millones de litros de diésel, según los registros oficiales mexicanos.

Consultado por el periódico español, el embajador de Venezuela en Estados Unidos, Carlos Vecchio, conocido opositor al chavismo, señaló que se ve que surgen los “enchufados de la gasolina”, y en su opinión eso provocará más corrupción y “más sufrimiento para la gente, más pérdidas para el Estado y un magnífico negocio para otros”.

Aunque Venezuela es uno de los países con mayores reservas de petróleo del mundo, padece grave carencia de combustibles refinados. A esto se suman las sanciones impuestas por Estados Unidos para la importación de los materiales que se requieren para el proceso de refinamiento de combustibles y que servía para dotar su propio mercado nacional.

En este marco, la compañía Jomadi adquirió en febrero 114 mil litros de químicos líquidos para la destilación y mezcla de la gasolina a la empresa estadunidense Murex LLC, con sede en Texas. El diario español se puso en contacto con el director de Jomadi para pedirle su postura sobre esta información, sin que éste respondiera.

Las fuentes del sector petrolero consultadas por el corresponsal de ABC en Washington se preguntan de dónde obtuvo la compañía mexicana ese gran volumen de combustible. “No es un cargamento menor”, dicen, y añaden que “tan grandes cantidades deben ser declaradas al gobierno mexicano, que debe tener constancia de su procedencia”.

Otras dos empresas mexicanas –Libre Abordo y Schlager– son investigadas por el gobierno estadunidense por acuerdos para conseguir 15 millones de toneladas de crudo para PDVSA a cambio de 210 mil toneladas de maíz y mil tanques de agua potable, según una publicación previa del periódico ABC.

Load More