Del “Eclipse de Anillo de fuego” a Las Perseidas

La entrada de este verano se centró, aunque fuese momentáneamente, en el eclipse de anillo de fuego que marcó también la entrada de una serie de acontecimientos celestes por ver Foto: AP/Ashwini Bhatia La entrada de este verano se centró, aunque fuese momentáneamente, en el eclipse de anillo de fuego que marcó también la entrada de una serie de acontecimientos celestes por ver Foto: AP/Ashwini Bhatia

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx). – El covid-19 llegó en pleno invierno, creció durante la primavera, pero la entrada de este verano se centró, aunque fuese momentáneamente, en el eclipse de anillo de fuego que marcó también la entrada de una serie de acontecimientos celestes por ver.

Este sábado a las 10:30 horas del Pacífico, el eclipse también conocido como “Anular de sol” se pudo ver desde distintos puntos de África, Asia y sudeste de Europa, mientras en el resto del mundo se apreció a través de la web de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, la NASA. Ella transmitió en “Nasa desde casa”, a propósito del covid-19.

El verano durará exactamente 93 días y 15 horas, del 21 de junio al 22 de septiembre.

Nuestro anillo de fuego dará paso a otros movimientos, uno de ellos es un eclipse penumbral de luna que podrá verse en África, el sur y este de Europa, Sudamérica, sur y este de Norteamérica y el Pacífico Sur este el 5 de julio. Tendrá́ lugar a las 3 horas y 7 minutos del Tiempo Universal (TU).

Y más tarde, entre el 11 y 13 de agosto, una lluvia de meteoros conocida como “Perseidas” (su nombre se debe a la constelación de Perseo) o popularmente como “Las lágrimas de San Lorenzo”, por su cercanía a esa festividad a celebrarse el 10 de agosto.

Las Perseidas suelen ser un espectáculo para la vista y se producen cuando la Tierra, en su movimiento en torno al Sol, encuentra fragmentos rocosos (meteoroides) que, al ser atrapados en el campo gravitatorio, son arrojados a gran velocidad a través de la atmósfera y con ello una lluvia de meteoros.

¿Qué se requiere para verlos? Un poco de claridad en el cielo, de preferencia alejarnos de las luces de la ciudad, de ahí que muchos aficionados de la astronomía y la astrofísica incluso viajen a la playa o las montañas (lugares más propicios para verlas), y lo mejor de todo es que no se requiere un telescopio, pues son visibles para contemplarse en el cielo.

Se espera una mayor afluencia de las Perseidas hacia las 22 horas del 12 de agosto, y hasta las 4:30 de la mañana siguiente.

Load More