Visita de AMLO a EU para reunión con Trump será el 8 y 9 de julio: Ebrard

El canciller Marcelo Ebrard y el presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Benjamín Flores El canciller Marcelo Ebrard y el presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La polémica visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Washington, donde se reunirá con su homólogo Donald Trump, se llevará a cabo los próximos 8 y 9 de julio, indicó este martes el canciller Marcelo Ebrard Casaubón.

Desde su cuenta de Twitter, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que se recibió una “invitación del Gobierno de los Estados Unidos para Visita Oficial de Trabajo el 8 y 9 de julio próximos”, y añadió que dará más información mañana 1 de julio, “día en el que entra en vigor el T-MEC”.

El canciller no confirmó si López Obrador será el único mandatario en la capital estadunidense o si también acudirá Justin Trudeau, el primer ministro canadiense, aunque la primera opción es la más probable, dada la mala relación entre Trump y Trudeau.

El viaje de López Obrador a Washington fue criticado con mucha fuerza, tanto en México como en Estados Unidos; se teme que Trump aprovechará la visita para mejorar sus muy desgastadas imagen y popularidad en vistas de las elecciones de noviembre próximo, y que el Partido Demócrata y su candidato –Joe Biden– recordarán el favor que el gobierno mexicano está haciendo al magnate en caso de llegar al poder, como lo apuntan las encuestas.

Prueba que la visita causó malestar, muy pocos de los defensores férreos del presidente salieron a los medios o en público a justificar la visita, mientras varios personajes cercanos al mandatario –entre ellos el diputado Porfirio Muñoz Ledo o el embajador retirado Agustín Gutiérrez Canet, tío político de López Obrador– manifestaron abiertamente su repudio a la decisión.

Una fuente cercana al caso dijo a Proceso que la visita fue negociada entre la Casa Blanca y la Cancillería; la SRE, por su parte, afirma a este semanario que es producto de una negociación entre “el gobierno mexicano con el gobierno estadunidense por medio de todos los canales que intervienen”, entre ellos “Palacio Nacional y la Casa Blanca, además de la SRE, el Departamento de Estado y ambas embajadas”.

Sin embargo, horas después que López Obrador anunciara, en su conferencia matutina del miércoles pasado, que viajaría pronto a Estados Unidos para celebrar la entrada en vigor del T-MEC y, de paso, “agradecer” a Trump por su “solidaridad” con México ante la pandemia de covid-19, Ebrard publicó un mensaje en Twitter en el cual indicó que informaría sobre la visita.

Este mensaje sugirió que la visita fue negociada por la Cancillería, pues ni la Embajada de México en Washington ni su titular, Martha Bárcena Coquí, promovieron el encuentro en público.

El viaje hace eco a la situación de agosto de 2016, cuando el gobierno de Enrique Peña Nieto –en voz del entonces canciller Luis Videgaray Caso– invitó a Trump a México en un evento que tuvo todos los aires de una visita de Estado, y ello a pesar de que el magnate estaba todavía en campaña electoral, parte de la cual se limitaba a insultar y vociferar contra México y sus habitantes.

El tuit de Ebrard pone fin a una larga incertidumbre respecto al viaje presidencial, pues en su conferencia matutina de ayer, López Obrador dijo que la Cancillería daría información sobre los pormenores sobre su primer viaje oficial fuera de México; dicha información tardó 35 horas en llegar.

Comentarios

Load More