Aprende en Casa, un programa que excluyó a los maestros

Aprende en casa programa maestros televisoras SnTe Cnte El programa Aprende en Casa es incluyente en lo que atañe a las televisoras, pero excluyente con respecto a los maestros. Foto: https://theworldnews.net

El presidente Andrés Manuel López Obrador lo anunció como histórico el lunes 3, aunque en realidad el programa Aprende en Casa sólo es incluyente en lo que atañe a las televisoras que participarán en él, pero excluyente con respecto a los maestros: no se les consultó y es incierto el papel que jugarán en esta nueva modalidad de educación a distancia.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- Descuido político, falta de claridad con respecto a cobertura, calidad y previsión sobre las condiciones de atención para 30 millones de estudiantes marcaron el anuncio del ciclo escolar 2020-2021, acompañado de un acuerdo en el que participan cuatro televisoras comerciales, el sistema de medios públicos y la inclusión de sistemas digitales donde la brecha lo permite.

El lunes 3, 21 días antes de la fecha designada por la SEP para el regreso a clases, el titular de la dependencia, Esteban Moctezuma Barragán, presentó un plan en la conferencia matutina presidencial.

En el evento, los magnates de las televisoras Emilio Azcárraga Jean, de Televisa; Benjamín Salinas Sada, de TV Azteca; Olegario Vázquez Aldir, de Grupo Imagen, y Francisco González, de Grupo Milenio, signaron un acuerdo calificado de “histórico” por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien también se refirió a los medios participantes como “ejemplo” de responsabilidad.

Te recomendamos: El ciclo escolar iniciará el 24 de agosto, informa la SEP; clases serán transmitidas por TV

Centrado en la alianza con las televisoras, el acto dejó fuera al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Ambas instancias reaccionaron de inmediato: el sindicato lo hizo con un pronunciamiento de respaldo, pero esgrimió un pliego petitorio de 10 puntos; la coordinadora presentó una propuesta alternativa.

En el acuerdo tampoco se prevén las condiciones de acompañamiento para el alumnado de educación básica y media básica; hoy es una incógnita cuántos padres de familia dejarán solos a los menores ante un eventual retorno laboral… Pese a ello, López Obrador consideró que era tiempo suficiente para que las familias encontraran dónde dejar a sus hijos.

Con las medidas de distancia social implementadas para contener la pandemia, el sector educativo suspendió actividades e inició un atropellado proceso de anuncios: la suspensión fue a partir del 20 de marzo y las autoridades contemplaron originalmente el regreso el 20 de abril, cuando se iniciaron las medidas de distancia social y las declaraciones oficiales fluctuaban entre un rápido regreso a la normalidad y la resistencia a aceptar una suspensión definitiva.

Te puede interesar: La pandemia saca a flote la desigualdad en acceso a la educación

Luego la SEP decidió extender el periodo de confinamiento hasta el 30 de abril, para esperar un anuncio hacia el 10 de mayo (cuando el presidente aún confiaba que empezaría a revertirse la transmisión del covid-19) y, finalmente, amplió la suspensión hasta día 30 de ese mes.

En los hechos fue el fin del ciclo escolar con clases a distancia, que terminó el 5 de junio. Moctezuma insistía en que la afectación era mínima, pues al momento de la suspensión se había avanzado más de 80% del programa educativo.

Sin datos transparentes sobre la efectividad del programa Aprende en Casa II, la cobertura, la calidad, el rezago y otros aspectos, el anuncio del lunes 3 dejó numerosas dudas en el sector educativo. El propio López Obrador admitió que se irían aclarando en una conferencia de prensa vespertina, que a partir de ese día y hasta el domingo 23 encabezará el titular de la SEP.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2284 del semanario Proceso cuya versión digital puedes adquirir aquí.

 

Load More