A la Cineteca Nacional se le agota el presupuesto que genera

cineteca nacional covid-19 En más de cuatro meses sin abrir, un fondo de 16 millones de pesos acumulado por dos años en la Cineteca pudo financiar al personal de honorarios, así como los pagos de luz y agua Foto: Fernando Camacho

En más de cuatro meses sin abrir, un fondo de 16 millones de pesos acumulado por dos años en la Cineteca pudo financiar al personal de honorarios, así como los pagos de luz y agua. “Nos permitió sobrevivir”, dice su director, Alejandro Pelayo, pues el presupuesto de 50 millones de la institución fue recortado. Sin embargo, confía en que se le dará el apoyo que gestiona ante la Secretaría de Cultura, por lo que significa y porque debido a sus recursos propios “no ha dado lata”.

 CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La Cineteca Nacional (encargada de preservar la memoria fílmica tanto nacional como mundial y de promover la cultura cinematográfica en México) se acopla a la llamada nueva normalidad.

Durante 140 días permaneció cerrada al público por la pandemia (desde el 25 de marzo), y se reabrió este 12 de agosto a las 14:00 horas con siete salas a un máximo de 30% de su capacidad.

Con zozobra, el cineasta Alejandro Pelayo, director desde 2013 de esta institución de la Secretaría de Cultura (SC), expresa vía telefónica:

“¡Híjole, ha sido muy difícil!”

Para manifestar inmediatamente:

“Sin embargo, ¡estamos preparados! …Pero la verdad, no sé cómo vaya a reaccionar el público. Creo que su regreso será un proceso gradual, nos llevará cuando menos el resto del año.”

Desde hace un mes su equipo y él empezaron a trabajar para el momento de abrir:

“Efectuábamos juntas para resolver cómo volver y cómo capacitarnos para cuando llegara el instante.”

Al momento de recomenzar sus proyecciones, México suma ya 54 mil 666 muertes por el coronavirus y 498 mil 380 contagios, mientras que la Ciudad de México yace en Semáforo Epidemiológico color naranja, al indicar que “además de las actividades económicas esenciales, se permitirá que las empresas de las actividades económicas no esenciales trabajen con 30% del personal para su funcionamiento, siempre tomando en cuenta las medidas de cuidado máximo para las personas con mayor riesgo de presentar un cuadro grave de covid-19, se abrirán los espacios públicos abiertos con un aforo (cantidad de personas) reducido”, según la página de internet de la Secretaría de Salud  federal.

No obstante, el pasado 4 de junio la SC publicó la Guía básica de reapertura para espacios culturales, donde contradice:

“Es importante señalar que las actividades en los espacios culturales corresponden a los colores amarillo y verde del semáforo. Los espacios reducidos, abiertos o cerrados en color amarillo, y todos los demás espacios, incluidos los de educación a investigación, en el color verde.

Duros meses

Pelayo (DF, 1945) expresa cómo la emblemática institución sobrevivió los más de cuatro meses y medio que estuvo sin brindar servicio:

“La Cineteca ha sido muy independiente y gracias a eso ha generado sus propios recursos (con la taquilla, el estacionamiento y la renta de locales). Dos terceras partes son presupuesto que crea. Cuando había algún tipo de recorte, lo aguantábamos, pero cuando se invierte todo, se vuelve muy complicado.”

El director de Miroslava y Morir en el golfo recuerda que el año pasado fue muy bueno: “asistieron más de 1 millón 300 mil personas. Existe un fondo que se va acumulando año con año. Es como cuando se llega a fin de año y, si sobra dinero, se va a ese fondo, y para sacarlo debe autorizarlo el Comité Técnico.

Ese fondo poseía más o menos un acumulado de dos años. Íbamos a renovar un par de salas en términos de proyección vía laser, en fin. Cuando llegó la emergencia sanitaria se utilizó para cubrir sobre todo los honorarios.

“El presupuesto federal, de 50 millones, cubre lo que es el personal de base y los comisionados que vienen desde la Cineteca de antes y son personas mayores. Y con el fondo financiamos básicamente al personal de honorarios, quienes son las dos terceras partes de la Cineteca. Son más que los de base. Incluso, el fondo se usó para lo esencial, pago de la luz y del agua. Ahora, esos recursos se agotan.”

Detalla: “ese fondo andaría alrededor de 16 millones de pesos, pero nos permitió sobrevivir. No hemos recibido otro tipo de recursos.”

La Cineteca, como todas las dependencias del gobierno, sufrió un recorte por el coronavirus. De los 50 millones, se regresaron nueve.

“El apoyo que se necesita en un momento dado, depende de cómo responda el público, y quizá la ayuda de la Secretaría de Cultura para completar. Nuestra meta es que siga todo el personal, como hasta ahora.”

–¿Ya habló con la Secretaría de Cultura?

–Lo estamos gestionando. Queremos ver cómo arranca la Cineteca. Yo creo que nos van a apoyar, por lo que significa. La Cineteca no ha dado lata por sus recursos propios. Nada más que ahora sí se nos invirtió la moneda.

Explica que son 100 personas de base y comisionados, y alrededor de 200 de honorarios.

Las siete salas

De las 10 salas que conforman a la Cineteca, sólo siete funcionan. Son: 1 Jorge Stahl, 2 Salvador Toscano, 3 Fernando de Fuentes, 4 Arcady Boytler, 8 Ismael Rodríguez, 9 Juan Bustillo Oro y 10 Luis Buñuel. Las cerradas son: 5 Matilde Landeta, 6 Roberto Gavaldón y 7 Alejandro Galindo.

Pelayo –quien estudió en la Facultad de Derecho de la UNAM y cine en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (ahora Escuela Nacional de Artes Cinematográficas)– especifica:

“Las salas chiquitas no se abren porque no hay una buena distancia, es imposible. Funcionarán cuando venga el semáforo verde.”

Explica que la entrada es únicamente por México-Coyoacán 389 y estará abierto el estacionamiento.

“Contamos con una doctora médica. Siempre ha estado por si se presenta alguna complicación con el público, pero ahora es fundamental para que cheque todas las medidas de salud”, agrega.

En www.cinetecanacional.net se lee: “a lo largo de todas nuestras instalaciones podrás encontrar señalizaciones donde te indicaremos los espacios de sana distancia, rutas de entrada y salida, y aforo permitido para salas y puntos de venta. Te sugerimos realizar la compra de tus boletos a través de nuestras App o página de internet. De esta manera podrás disminuir el contacto persona a persona.”

Las funciones entre semana arrancarán a las 14:00 horas, y los fines de semana se retomará la matiné en horarios habituales.

“El reinicio de actividades se realiza con apego a los protocolos para la apertura de espacios culturales, diseñados en coordinación con la Secretaría de Salud, y a las medidas que la Ciudad de México estableció.”

Pelayo resalta que por ahora no hay muchos lanzamientos nuevos. La cartelera estará compuesta por parte de la programación que se encontraba disponible el pasado marzo, a la que se suma el estreno de Retrato de una mujer en llamas (Francia, 2019), de Céline Sciamma, filme ganador del premio a Mejor Guion en el Festival de Cannes 2019.

Entre las medidas, resalta: se llevará a cabo un trabajo de limpieza y desinfección exhaustiva en todas las instalaciones del recinto de manera constante.

El recinto cuenta con despachadores de soluciones desinfectantes, o cloro comercial, en espacios públicos, además de la instalación de barreras de acrílico (taquillas, recepción, dulcerías y cajas registradoras).

El personal que está en contacto directo con nuestros usuarios maneja en todo momento equipo de protección: Cubrebocas y caretas faciales.

Se han sustituido los filtros del sistema de aire acondicionado, además de desinfectar y limpiar filtros, turbinas, serpentín y rejillas o salidas de aire. El sistema provee aire a una temperatura de 24°C + 2°C, con filtros mecánicos para tener una adecuada limpieza del aire.

En tanto, el público debe usar cubrebocas para ingresar al recinto y respetar los lugares que se le asignan.

Además, productor y guionista, Pelayo responde así a cómo se tomó la decisión para que la Cineteca empezará a ofrecer funciones de manera física:

“Por un lado se contó con las disposiciones de la Ciudad de México, de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y la Secretaría de Cultura negoció con ella. Nosotros esperamos a que nos dieran la autorización y que saliera el comunicado de forma oficial en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México.”

–La Secretaría de Cultura publicó una guía, ¿se tomó en cuenta?

–Creo que evaluaron si podíamos entrar con pocas localidades, según la guía era hasta el semáforo amarillo, y quién sabe cuándo será.

Aclara que por ello no entra aún todo el personal a laborar:

“El de oficinas, el 100% ingresará hasta octubre. Ahora se trabaja por turnos. No están obligados a asistir los que cuentan con más de 60 años ni personas que padezcan diabetes y tensión arterial alta. El 35% no va porque padece algunas de estas agravantes. Y los de honorarios acuden por turnos.”

Añade que restaurantes y cafeterías abrirán poco a poco con todas las disposiciones de la distancia. Y precisa:

“Preparamos un proyecto del Foro al Aire Libre, y si se puede un autocinema en el último piso del estacionamiento. Aún estudiamos si se puede o no, y los costos.”

Nueva sede

El pasado 9 de agosto se dieron a conocer en el Complejo Cultural Los Pinos los avances del megaproyecto Bosque de Chapultepec: Naturaleza y cultura, donde se informó que en su cuarta sección habrá una Cineteca. Al respecto Pelayo explica:

“Es básicamente una iniciativa de la secretaria de Cultura. Poco antes de que tomara posición la licenciada Alejandra Frausto empezó a visitar las instituciones.

“Cuando le tocó a la Cineteca le presenté lo que se había hecho, y como proyecto le mencioné que se laboraba en la descentralización, de que podría crearse otra Cineteca del lado poniente de la Ciudad de México, aún no se sabía lo del Complejo Cultural Los Pinos. Entonces se quedó ahí. Después, empezamos a enviar películas para Los Pinos, pero gratis, de los ciclos que restauramos. Y la secretaria me expresó que lo ideal es que haya una Cineteca, pero no dentro de Los Pinos.

“Luego fue tomando cuerpo el proyecto. A finales del año pasado me invitaron a un recorrido y conocí la cuarta sección, donde se ubicará la Cineteca. Serán sólo seis salas, pero es una iniciativa de la licenciada Frausto. Lo que me gusta es que será otra sede de la Cineteca Nacional, no es otro ente. Nosotros la manejaremos y eso va a ser muy importante. No conozco el proyecto arquitectónico aún, pero me imagino que habrá un área de cafetería y restaurantes. Ya cuando tenga más información, la comento.”

Este texto forma parte del número 2285 de la edición impresa de Proceso, publicado el 16 de agosto de 2020 y cuya versión digitalizada puedes adquirir aquí

Load More