Salud

La UNAM identifica planta que ayudaría a combatir el cáncer de mama

Investigadores de la UNAM identificaron que moléculas derivadas de la Physalis nicandroides tienen un efecto tóxico sobre células de cáncer de mama.
lunes, 30 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Investigadores del Instituto de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) identificaron que moléculas derivadas de la planta Physalis nicandroides tienen un efecto tóxico sobre células de cáncer de mama.

Daniela Araiza Olivera, quien encabeza el estudio, explicó a la UNAM que la especie, que pertenece a la familia de las solanáceas como el tomate, tabaco, papa y chiles, contribuye a disminuir el colesterol al contar con un alto contenido en fibra y contiene, además, vitamina A y caroteno que promueven un efecto antioxidante que es de utilidad en pacientes diabéticos.

Asimismo, cuenta con más de 50 derivados de ésta, como los withanolides y sacarosas-esteres tienen efecto citotóxico, es decir, que matan dañan células o tejidos.

Los universitarios descubrieron su efecto citotóxico al analizar los agentes quimioterapéuticos derivados de plantas estudiando los cambios en la señalización y metabolismo en diferentes derivados de moléculas de plantas en células de cáncer de pulmón, colon, mama, así como en células sanas de riñón.

“Encontramos que de todos estos derivados solo la nueve, en pequeñas concentraciones, era tóxico para este tipo específico de cáncer de mama, cuya línea celular se llama MCF-7”, comentó y señaló que se necesitan concentraciones muy altas para que este compuesto sea tóxico en células sanas, lo cual es bueno porque evitaría efectos secundarios en células sanas. 

A partir de estos resultados, los investigadores se enfocaron a realizar estudios con el compuesto en cáncer de mama y posteriormente realizaron comparaciones de la molécula contra un fármaco citotóxico llamado Camptotecina que posee propiedades antiproliferativas sobre varios tumores malignos, incluyendo el cáncer de pulmón, colon y mama. 

Araiza Olivera destacó que durante el estudio observaron que la molécula era tóxica en concentraciones mínimas, pero no para células sanas de mama o de riñón sano, mientras que el fármaco atacó a las células y las células sanas.

Los científicos también realizaron análisis en modelado computacional y hallaron cinasas, una familia de proteínas, que les permitieron observar que la molécula se absorbe a nivel digestivo, “lo cual es bueno porque las pacientes lo ingerirían sin la necesidad de estar conectadas a ningún aparato”, comentó.

“Estos son estudios muy básicos, estamos en los inicios, falta mucho por hacer, estudiar y describir; estamos en el inicio, en el análisis de cultivos celulares”, indicó y agregó que se encuentran estudiando cómo es que esta molécula ‘mata’ a las células de cáncer de mama y por qué en este padecimiento en específico.

“Es necesario recorrer un largo camino, estar seguros de la efectividad para después pasar al estudio en animales. Sin embargo, es importante que a partir de toda esta gama de derivados podamos encontrar una molécula que sería importante seguir estudiando para que en un futuro se convierta en un recurso terapéutico para las pacientes con cáncer de mama”, concluyó.

Más de

Comentarios