Balletísimo y Random Dance, los contrastes de la danza

sábado, 21 de octubre de 2006
México, D F, 20 de octubre (apro)- "Ars Tempo", de Arcelia de la Peña, es la principal compañía productora de espectáculos de ballet en México Formada rigurosamente dentro de este arte, sabe elegir y comprender las distintas tendencias de la danza clásica y los programas que pueden ser exitosos para un público masivo Por lo mismo en sólo cinco días logró que 25 mil personas ovacionaran el espectáculo Balletísimo Con bailarines del Ballet del Teatro Bolshoi; Ballet Kirov, del Teatro Marinsky; y del Ballet de Kiev, del Teatro de Ucrania, el programa de highligts reunió los lugares comunes que se repiten una y otra vez en todo el mundo: La Bayadère, La Cenicienta, Esmeralda, Paquita, El Corsario, entre otras obras Todas ellas aplaudidas efusivamente por un público ávido del virtuosismo de los giros y grandes saltos Pero por fortuna, además de estas piezas, De la Peña se aventuró a traer In the Middle Somewhat Elevated, una coreografía del laureado William Forsythe, pieza única de ballet contemporáneo que los bailarines interpretaron eficazmente Esta maravilla de sólo 20 minutos significó la posibilidad de asomarse a la obra de uno de los más importantes coreógrafos de la actualidad, cuya compañía nunca ha venido a México Forsythe es considerado, junto con Jiri Kilyan y Pina Bausch, uno de los grandes innovadores de la danza y del movimiento en el siglo pasado y lo que va de éste Con un vocabulario propio y capaz de aprovechar el talento de los bailarines con los que trabaja, suele hacer visibles características insospechadas Así, los aparentemente "fresísismas" bailarines rusos se convirtieron en seres de carne y hueso que, bailando poderosamente, calentaron un poco el espantoso Auditorio Nacional No obstante, el publicó quedó desconcertado ante algo tan diferente Lo mismo sucedió con Agon (1957), de Balanchine De esta última, incluso, hubo quejas de que la música de Stravinsky era "muy rara" y la coreografía "demasiado moderna" Es de esperarse que algún día las autoridades culturales hagan bien su trabajo para que, además del repertorio tradicional, se promuevan las nuevas tendencias del ballet De otra manera jamás se entenderá que la danza es mucho más que sólo entretenimiento Random Dance Wayne McGregor, director del Random Dance, trabajó seis meses en el departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Cambridge investigando sobre la ataxia y sus repercusiones en el cuerpo Este problema no es precisamente una enfermedad sino un síntoma que se caracteriza por el deterioro en la coordinación de los movimientos musculares Afecta brazos piernas, el habla, movimientos oculares e incluso las posibilidades de tragar Ataxia se estrenó en el 2004 en Inglaterra con gran éxito y llegó a México como parte del Festival Cervantino para presentarse en el Teatro de la Ciudad de la capital del país Padecer esta degeneración nerviosa seguramente ha de ser una experiencia muy difícil de sortear para quienes la tienen y para quienes cuidan de ellos Por lo mismo, la pieza de McGregor está muy lejos de ser linda o complaciente Interpretada por nueve portentosos bailarines, la puesta en escena empieza en el frenesí y termina en el frenesí Pero no se sostiene por el diseño coreográfico, sino por la entereza de los bailarines El recurso del vértigo es impactante los primeros 15 minutos, esto se potencia más por la partitura original de Michael Gordon ?autor que combina el rock con música académica-- que grabó la banda Icebraker Tal vez la intención del coreógrafo era la de hacer sentir al público lo mismo que sienten aquellos que sufren ataxia Pero más allá de la fuerza y entrega de los bailarines no había un discurso ni una elaboración coreográfica que permitiera, como en el mismo padecimiento, ir siempre en aumento hacia un final no muy feliz Recursos de video e iluminación prescindibles, diagonales eternas, un vocabulario con referencias a grupos canadienses (La, La, La Human Steps) y europeos (Rosas y Ballet de Frankfurt) se repitieron una y otra vez; y en un final mal definido acabó todo Cero sentimientos, mucho intelecto, mucha energía y poca comunicación con el público

Comentarios