Dan Cruz de Plata al argentino Eliseo Subiela

viernes, 30 de julio de 2010

GUANAJUATO, Gto., 30 de julio (apro).- El cineasta argentino Eliseo Subiela recibió la Cruz de Plata que otorga el Festival Internacional de Cine Expresión en Corto, por su filmografía.

En silla de ruedas debido a una tromboflebitis en sus piernas, Subiela pronunció dos palabras que, dijo, ha escuchado desde niño, de su papá y de amigos refugiados durante la época negra de Argentina: “Gracias, México”.

Eran más de las 22:00 horas del jueves cuando llegó a la Plazuela de San Fernando a la milonga argentina, la cual quiere decir lugar donde se baila tango. Allí, varias parejas de bailarines lucieron sus mejores pasos al ritmo de este género musical.

Entonces, Subiela, nacido en Buenos Aires el 27 de diciembre de 1944, rebeló que está por finalizar un nuevo largometraje titulado Rehén de ilusiones, sobre el amor, su tema de siempre en sus películas, “porque el amor es como la vida, inagotable”.

No obstante, precisó que este filme “es más negro, más oscuro, más dramático…”

Después de su efímero paso por la carrera de filosofía y letras y la escuela de cine de La Plata, Subiela, con apenas 19 años de edad, realizó Un largo silencio, una cinta en blanco y negro de 20 minutos, donde aborda tópicos como la locura y el encierro.

Luego hizo su corto Sobre todas las estrellas en torno a la vida de los extras de cine. Y siguió con Argentina, mayo de 1969: Los caminos de la liberación.

Su primer largometraje fue La conquista del paraíso. Luego siguieron: Hombre mirando al sudeste, Últimas imágenes del naufragio, El lado oscuro del corazón, No te mueras sin decirme a dónde vas, Despabílate amor, Pequeños milagros, El lado oscuro del corazón 2, Las aventuras de Dios, Lifting de corazón, El resultado del amor y No mires para abajo.

Para Subiela, “el cine es el único sueño que se tiene con los ojos abiertos”.

Comentarios