Intentan desaparecer la cátedra de historia y geografía de Nuevo León

lunes, 18 de abril de 2011

MONTERREY, N.L. 18 de abril (apro).- Investigadores, cronistas e intelectuales de la entidad iniciaron una campaña en contra de la modificación del plan de estudios en el nivel medio básico que  pretende desaparecer la centenaria cátedra de “Historia y Geografía de Nuevo León” y reemplazarla con la materia de “Cultura de la Legalidad”.
    De acuerdo con el historiador Raúl Rubio Cano, integrante de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística A.C., hace dos semanas funcionarios de la secretaría de Educación Pública reunieron a los inspectores de las diferentes zonas escolares de la entidad, para hacer el anuncio.
    Según Rubio Cano, la justificación de la SEP es que, ante el clima de violencia prevaleciente en la entidad, es necesario fomentar otro tipo de valores en la sociedad, por lo que consideraron más efectivo promover el cumplimiento de la ley que la enseñanza de la historia regional que se impartía en los planteles de secundaria o sus equivalentes desde 1897.
    Los inconformes de la delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Colegio de Historiadores, la Asociación Estatal de Cronistas, el Centro de Información e Historia Regional de la Universidad Autónoma de Nuevo León, y otros organismos de historiadores emitieron un documento, en el que rechazan la modificación.
    Dirigida al gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, la carta expone que la enseñanza de la historia y la geografía “constituyen campos de saberes fundamentales de valores y actitudes, así como de competencias para la vida en sociedad y para la convivencia”.
    Y sigue:
“En los momentos críticos que padece nuestra sociedad, la enseñanza de la Historia y Geografía de Nuevo León es una trinchera y un baluarte para la defensa de los mejor de nuestro pasado, del escenario geográfico donde se ha desarrollado esa historia, además de formar parte de los valores que fomentan el amor al terruño y reafirmar la nacionalidad ante el embate de la globalización”.
Además, los 200 firmantes proponen que la enseñanza de una cultura de la legalidad debe integrarse al Plan de Estudios, pero mediante un proyecto integral que abarque toda la curricula en la instrucción secundaria.

Comentarios