Carlsen enfrentará a Anand por el título mundial

martes, 16 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El prodigio noruego Magnus Carlsen es el retador oficial al Campeonato Mundial de Ajedrez, que se llevará a cabo en el otoño de este año. Carlsen se ganó este privilegio al ser el mejor en el torneo de candidatos que se jugó en Londres a mediados de marzo y principios de abril, en donde participó la mayoría de los mejores del mundo. Fue quizás el torneo más difícil para Magnus, que lleva una racha ascendente que es impresionante. Ganó Wijk aan Zee a principios de enero, logrando además el mayor rating de la historia: 2872 puntos, batiendo a Kasparov, que mantuvo la mejor puntuación por muchos años (2851). Ahora, con este complicado triunfo, reta a Viswanathan Anand, Campeón Mundial desde el 2007, cuando se llevara la corona en la Ciudad de México, precisamente. El torneo de candidatos aglutinó a los siguientes jugadores de la elite: Kramnik, Aronian, Grischuk, Radjabov, Ivanchuk, Gelfand, Svidler y desde luego Carlsen, quien era el favorito. Al inicio de la justa, Levon Aronian, el segundo en el rating mundial, estuvo a la par de Carlsen y ambos llevaban la misma cantidad de puntos. Los demás jugadores parecían estarse atrasando en puntos, menguando sus posibilidades para ganar el torneo. Kramnik, el tercer mejor jugador del planeta, parecía estar bien preparado pero no podía concretar ninguna victoria. Toda la primera mitad terminó para él en empates con cada uno de sus adversarios. Sin embargo, la segunda mitad resultó mucho más emocionante. Aronian perdió partidas increíbles y de pronto empezó a aflojar en sus aspiraciones. Kramnik, al contrario, empezó a remontar y ganó tres partidas seguidas. Ahora era el ruso quien pisaba los talones al brillante noruego. Y entonces ocurrió lo increíble: Carlsen perdía ante Ivanchuk, quien había tenido hasta ese momento un muy mal torneo, perdiendo cuatro partidas por excederse en el tiempo de reflexión. Y para colmo, en esa misma ronda, Aronian perdía un empate sencillo frente a Kramnik, lo que dejaba a este último con medio punto faltando dos rondas para concluir el evento. No podía ser más emocionante el final del torneo de candidatos. En la penúltima ronda Kramnik empató y Carlsen tenía nula ventaja contra el cuarto jugador del mundo, Teimour Radjabov. Pero la situación del torneo, con medio punto abajo de Kramnik, obligaba a Carlsen a buscar el triunfo. Después de seis horas de batallar, el noruego logró una pequeña ventaja y eso, aunado al apuro de tiempo del rival, logró imponer su mínima ventaja y entonces, para la ronda final, Carlsen y Kramnik igualaban en puntos. Todo se decidiría en la última partida. Cabe decir que Carlsen tenía más número de victorias que Kramnik, que era el primer criterio de desempates. Era –curiosamente-- el único criterio en donde el noruego tenía la ventaja. Así, llegó la última partida: Carlsen vs. Svidler y Kramnik vs. Ivanchuk. En las primeras horas parecía que ambas partidas terminarían empatadas, pero Magnus Carlsen decidió lanzarse por la victoria... y fue repelido por la defensa de Peter Svidler, con lo cual le dio el triunfo al ruso. Kramnik, para ese entonces, padecía de una enfermedad incurable en su posición. Había arriesgado más de la cuenta e Ivanchuk, que jugó un muy mal torneo, lo tenía derrotado. Finalmente abandonó el ruso ante el excepcional ucraniano y automáticamente el noruego se convertía en el ganador del torneo y en quien retaría a Anand por el título mundial. Fue uno de los torneos de candidatos más emocionantes de los últimos tiempos. El favorito sentimental era el noruego y muchos esperan que se convierta en el siguiente campeón del mundo. Ya hay noticias de que Kasparov le ayudará a Carlsen en su preparación final para vencer a Anand. Por su parte, el de la India, el llamado "Tigre de Madrás", ya empezó también su preparación pues sabe que el noruego es un peligrosísimo rival y, además, tiene 25 años menos que él. De nuevo Carlsen será el favorito, pero eso no quiere decir nada. Anand es un talento y quizás pueda imponerse por su experiencia. Sea cual sea el ganador, el encuentro será fantástico y ajedrecísticamente un evento extraordinario.

Comentarios