Chile homenajea y revive polémica sobre la muerte de Pablo Neruda

lunes, 23 de septiembre de 2013
SANTIAGO DE CHILE (apro).- Con numerosos homenajes y en medio de la expectación ante la inminente divulgación de los exámenes forenses que determinarán las causas de su muerte, Chile conmemora el aniversario 40 de la muerte del Premio Nobel de Literatura Pablo Neruda. Este poeta chileno falleció el 23 de septiembre de 1973 en la clínica Santa María de la capital chilena a pocas horas de que partiera el avión enviado por el gobierno mexicano con el fin de salvarle la vida. Según denunció al semanario Proceso –en mayo de 2011– el chofer y asistente del poeta, Manuel Araya, el deceso ocurría seis horas después que se aplicara una inyección que derivó en un paro cardiaco. Sin embargo, la versión oficial basada en el certificado de defunción señaló que el también diplomático falleció fruto de caquexia (desnutrición extrema) por cáncer metastizado de próstata. Las fotos existentes del cadáver de Neruda demuestran que Neruda no tenía caquexia, como han ratificado médicos forenses como Luis Ravanal. Coincidentemente con la conmemoración del mencionado aniversario, radio Bío Bío difundió este lunes 23 la información –basándose en fuentes forenses que no especificó– que los peritajes a Neruda demostrarían que Neruda no murió de cáncer, lo que provocó gran revuelo noticioso. Uno de los principales actos que recordó la muerte del poeta se llevó a cabo junto a la tumba de Neruda, cuyos restos no se encontraban ahí por estar siendo examinados por expertos forenses desde que fueron exhumados el 8 de abril. Familiares, amigos y militantes del Partido Comunista recordaron la figura del poeta y las circunstancias que determinaron su muerte. El orador principal fue Rodolfo Reyes: sobrino de Neruda y representante legal de su familia. Éste, además de denunciar (una vez más) las extrañas circunstancias que rodearon aquella muerte, realizó fuertes críticas a la Fundación Pablo Neruda, que administra los bienes de su renombrado familiar. “Es inconcebible que para acceder a la tumba de Neruda las personas del pueblo chileno tengan que pagar una entrada inalcanzable para muchas familias”, manifestó. También participó en el homenaje Pedro Piña: uno de los abogados querellantes de la causa en representación del Partido Comunista. Este recordó los allanamientos realizados en esa casa por efectivos del Ejército y la Armada poco antes de que Neruda decidiera internarse en la Clínica Santa María, en momentos en que la Junta Militar encabezada por el general Augusto Pinochet desataba una feroz represión contra los partidarios de la Unidad Popular, que incluyó el asesinato de miles de personas. En entrevista con Apro, Manuel Araya –que se encontraba presente en el citado acto– expresó: “Siento una pena enorme porque todavía no se esclarece este crimen que cometieron contra nuestro Premio Nobel”. Expresó también su molestia por haber marginado de los análisis forenses a los peritos propuestos por la familia de Neruda, aludiendo a Luis Ravanal y a John Clark, perito de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Para el 30 de septiembre se espera el arribo de los resultados de los exámenes toxicológicos que realiza en la Universidad de Carolina del Norte un equipo encabezado por la especialista Ruth Wienecker. Éstos buscan determinar la existencia de sustancias que habrían causado la muerte del poeta. Fuentes consultadas por Apro señalan que el 20 de octubre estaría concluido el examen histopatológico complementario al realizado por el tanatólogo de la Universidad de Murcia Aurelio Luna. Otras actividades La Fundación Pablo Neruda también se hizo parte de las conmemoraciones. Este lunes 23 presentó en La Chascona –casa de Neruda en Santiago y sede dicha fundación– el documental Yo no voy a morirme, que rememora la vida y obra del poeta. En dicho registro audiovisual aparecen los testimonios de los pintores Mario Toral y José Balmes; y de los escritores Óscar Hahn y Darío Oses; entre otras personas cercanas a Neruda. El Consejo Nacional de la Cultura y las Artes –con sede en Valparaíso– instaló una muestra de fotografías y poemas de Neruda. En esa misma ciudad, 15 trolebuses que forman parte del transporte público fueron decorados con piezas gráficas con la leyenda “Neruda vive”. En la galería de artes visuales Suecia, de Santiago, se montó la muestra “Neruda, Cine y Memoria”. En dicha exposición se presentan fotografías de la travesía que hizo Neruda en 1949 por la cordillera de los Andes –desde Chile hacia Argentina– y que se originó en la persecución política realizada por el presidente del Partido Radical Gabriel González Videla.

Comentarios