Donan a la Filmoteca de la UNAM el acervo de Francisco Marco Chilet

sábado, 25 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El trabajo escenográfico del artista plástico Francisco Marco Chilet, utilizado en películas como María Magdalena (1946) y Sobre las olas (1950), entre otras, fue donado por sus nietos Claudia y Ramón Álvarez Larrauri al acervo de la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Guadalupe Ferrer Andrade, directora general de Actividades Cinematográficas de la máxima casa de estudios, informó la anterior a través de un comunicado, en el cual detalló que el acervo será resguardado en el Centro de Documentación de la Filmoteca. Nacido en Valencia, España, en 1900, Chilet se exilió en México durante la Guerra Civil Española. Aquí fue ilustrador y retratista del periódico sindicalista El Popular y de la sección cultural del periódico Excélsior. Fue también pintor, artista plástico, docente y escenógrafo. Y fue en esta faceta en la cual incursionó en el cine. Su último filme fue Click, fotógrafo de modelos, de René Cardona, realizado en 1968. El pintor español, falleció en la Ciudad de México en 1979. Su archivo de Chilet está conformado por 282 documentos gráficos originales de películas mexicanas realizadas entre 1945 y 1968, entre ellas Santo vs. la invasión de los marcianos (1967). Hay planos escenográficos, bocetos decorativos, diseños de muebles y vestuarios. Ramón Álvarez Larrauri expresó en el acto de donación que a su abuelo le preocupaba la conservación y difusión de su obra, pensaba que no había razón para tener los archivos guardados. Al recibir el acervo Ferrer agradeció su generosidad y confianza y les aseguró que la UNAM es el mejor lugar posible para su resguardo y consulta. En su turno, la jefa del Centro de Documentación de la Filmoteca, Antonia Rojas Ávila, dio a conocer que el acervo, que se complementará con el archivo de Miguel Contreras Torres, de quien Chilet fue escenógrafo, será digitalizado. Asimismo se catalogará con la ayuda de Cecilia Márquez y Héctor Mateo, estudiantes de la licenciatura de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras.

Comentarios