Las aventuras de Le Floch, un policía francés del siglo XVIII

martes, 22 de abril de 2014
MÉXICO, D.F.(apro).- La serie Nicolas Le Floch, que produjo la televisión francesa en 2008, se proyecta en el canal de paga Europaeuropa y vale la pena ver las aventuras y desventuras de este detective creado por el escritor Jean-Francois Parot. Los libros sobre dicho personaje comenzaron a publicarse en el 2000, ya son siete volúmenes que protagoniza el héroe y han tenido un éxito rotundo. Lo novedoso de los volúmenes es que no sólo se enfocan a los casos que debe resolver el investigador policiaco, también es recreada París, de la mitad del siglo XVIII, con su situación social y política. Por fortuna, el proyecto televisivo también incluye esa atmósfera parisina, además de mezclar crimen y misterio. Cada semana, Europaeuropa proyecta un capítulo, donde el actor Jérome Robart, nacido en Montreuil, Francia, el 27 de mayo de 1970, le da vida a Le Floch con una excelencia increíble y le da un carisma sensacional, con el cual engancha a todo el público. Pero el policía ficticio no podría existir si no lo hubiera inventado Parot, un diplomático, historiador y narrativo. Es especialista en el siglo XVIII francés, por eso en sus libros con exactitud hace un recorrido por las calles del París de esa época: tabernas, prostíbulos, mercados, teatros y palacios, en fin. Incluso exhibe cómo era la policía de aquel siglo. En los episodios de la serie, igual se resaltan las contradicciones económicas, políticas y sociales que terminaron por eclosionar en la Revolución Francesa. ¿Pero de donde viene Le  Floch? Es un joven de tierras bretonas que es recomendado para trabajar con el general de la policía de la llamada Ciudad de Las Luces, Monsieur de Sartine. Al nacer fue abandonado en las puertas de una iglesia, por lo cual fue creado por el padre encargado de ese sitio y bajo la protección del marqués de Ranreuil. Él empieza a investigar  misteriosos casos que alcanzan las más altas esferas del reino. Entonces estaba en el poder Luis XV, quien destacaba, según los historiadores, por su falta de carácter, a su llegada al trono se creyó que iba a efectuar importantes reformas del Estado, pero las intrigas de su corte y la oposición de los nobles le impidieron llevar a cabo las medidas oportunas. Se sabe que en política exterior tuvo más éxito, debilitó a Gran Bretaña para mantener la paz en Europa. Por eso en la pantalla chica se ven conflictos de intereses, juegos de poder, muertes, misteriosas desapariciones, venganzas y conspiraciones. La acción comienza en 1761, casi al final de la Guerra de los Siete Años, que fueron una cadena de conflictos desarrollados entre 1756 y 1763 para establecer el control sobre Silesia y por la supremacía colonial en América del Norte e India. La trama se desarrolla en unos momentos de alianza con Prusia contra Inglaterra. La amante favorita de Luis XV era la duquesa de Pompadour quien ejerció gran poder en la corte y está muy bien retrata en el programa televisivo. Aunque la serie fue realizada hace seis años sigue retransmitiéndose en Francia y ahora aprovecha Europaeuropa para que los latinoamericanos conozcan mejor al inteligente Nicolas Le Floch.

Comentarios