Dan al historiador Enrique Florescano el "honoris causa", en Chiapas

jueves, 30 de abril de 2015
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- La Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach) entregó el doctorado honoris causa al historiador Enrique Florescano Mayet por su legado plasmado en más de una veintena de libros sobre indigenismo y los procesos culturales desde la época prehispánica. El también historiador Juan Pedro Viqueira presentó al laureado y elogió su obra como un gran aporte a la historia mexicana, así como destacó su labor docente al frente de muchas generaciones de historiadores y antropólogos. En el auditorio de Ciudad Universitaria de la Unicach, ante más de mil personas, entre estudiantes, maestros e invitados, Florescano fue homenajeado por su trayectoria desde su primer libro “Precios del maíz y crisis agrícolas en México” (1969), pasando por el de “Etnia, estado y nación, ensayos sobre las identidades colectivas de México” (1997), “Memoria indígena” (1969) y hasta su más reciente obra “La función social de la historia” (2012). Florescano agradeció el reconocimiento que le fue conferido y recordó su vínculo con Chiapas, donde destacó que su padre nació en precisamente en la capital Tuxtla Gutiérrez, en 1911, para luego migrar a la edad de 8 años al estado de Veracruz, donde nació el historiador en 1937. Y que aunque su padre quería que fuera abogado, el se perfiló como historiador. Florescano reseñó su conocimiento de Chiapas y sus personajes más emblemáticos como Rosario Castellanos y Jaime Sabines, a quienes conoció personalmente. Entre otros, Florescano ha coordinado los libros “Mitos mexicanos”, Editorial Aguilar, 1995; “Historiadores de México en el siglo XX”, Fondo de Cultura Económica, 1995, y “El patrimonio nacional de México”, Fondo de Cultura Económica, 1997. También ha publicado obras como “La historia y el historiador”, Fondo de Cultura Económica, 1997; “Etnia, estado y nación. Ensayo sobre las identidades colectivas en México”, Taurus, 2004; “La bandera mexicana. Breve historia de su formación y simbolismo”, Fondo de Cultura Económica, 1998 (edición en color de reciente aparición: Taurus, 2000); “Memoria indígena”, Taurus, 1999 (ya en su segunda edición), y “¿Para qué estudiar y enseñar la historia”, Instituto de Estudios Educativos y Sindicales de América, 2000. Entre otros reconocimientos que ha recibido Florescano destaca el Premio Nacional de Ciencias Sociales que le concedió la Academia de la Investigación Científica en 1976. Asimismo, en 1982 el gobierno francés le otorgó las Palmas Académicas.