Alistan homenaje en Bellas Artes al escritor Gustavo Sainz (1940-2015)

miércoles, 16 de septiembre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- A tres meses del deceso del escritor Gustavo Sainz (1940-2015), el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) realizará un homenaje al también ensayista en el Palacio de Bellas Artes este domingo 20 al mediodía en la Sala Manuel M. Ponce. La actividad constará de una charla con la presencia de Ignacio Trejo. Fuentes, ensayista y narrador; Hernán Lara Zavala, escritor; Luz Elena Gutiérrez de Velasco y Sara Poot Herrera (moderadora), ambas doctoras en literatura hispánica por El Colegio de México. Sainz falleció el 26 de junio a los 74 años, aunque su muerte se dio a conocer a nivel nacional el 2 de julio después de un obituario publicado por el diario estadunidense ‘Herald Times’, de Bloomington, Indiana, donde el autor de ‘Gazapo’ vivió desde los ochenta y laboró como profesor de la universidad local, en la que llegó a ser profesor emérito. Al lado del escritor José Agustín, Sainz fue célebre representante del movimiento de la llamada Literatura de la Onda en la década de los sesenta, y precisamente su primera novela “Gazapo” (1965) fue la que lo dio a conocer y la que le valió el reconocimiento nacional. Además de Gazapo (1965), Sainz escribió La princesa del Palacio de Hierro por la que recibió el Premio Xavier Villaurrutia en 1974; Compadre Lobo (1978); Fantasmas aztecas (1982); Muchacho en llamas (1987); A la salud de la serpiente (1991), y A troche moche (2003), con la que obtuvo el Premio Novela de Narrativa Colima para Obra Publicada. Gustavo Sainz también fue asesor editorial en la SEP y fundador de la colección SEPsetentas, e impartió clases en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, en la que impartió la materia de Sociedad y Literatura y fundó el Taller de Poesía Sintética, donde se formó una generación de escritores que más tarde destacaría, entre ellos Rafael Vargas, Emiliano Pérez Cruz, Arturo Trejo Villafuerte, Ignacio Trejo Fuentes y Enrique Aguilar; además, dio clases en las universidades estadunidenses de Nuevo México en Albuquerque y Vermont, y finalmente en Indiana University Bloomington. A raíz de su deceso y a propósito de su obra, Proceso dedicó en su edición 2018 diversos textos y entrevistas en su Sección Cultural, uno de ellos sobre su deseo de donar su biblioteca al gobierno de Coahuila, compromiso que incluso fue firmado en 2011 pero que nunca llegó a suceder por desinterés de esa administración.

Comentarios