Apocalyptica derrocha metal en el Auditorio

jueves, 8 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La agrupación finlandesa Apocalyptica se presentó anoche en el Auditorio Nacional como parte de su gira Shadowmaker (“hacedor de sombra”), donde el rock metalero y los sonidos clásicos retumbaron durante poco más de dos horas. Eicca Toppinen, Perttu Kivilaakso y Paavo Lötjönen, los tres músicos con sus inseparables chelos, así como Mikko Sirén en la batería y Franky Pérez en las voces, ofrecieron un intenso recital de metal duro de estilo sinfónico. Pasando las 20:30 horas arrancó la presentación de esta agrupación que actualmente promociona su reciente y octava discografía Shadowmaker, de la cual se oyeron algunas rolas, así como sus ya clásicos covers (refritos). “Reign Of Fear” dio apertura, la cual viene en su nuevo álbum, prendiendo de inmediato los ánimos en un Auditorio prácticamente lleno. La pasión se acrecentó cuando se entonó “Refuse/Resist” (original de la banda brasileña Sepultura), que en todo momento se sintió su poder con los tres violoncelos. “I'm Not Jesus” formó parte de la selección cantada por Franky Pérez, a diferencia de la mayoría que son meramente instrumentales, siendo la primera en donde apareció el vocalista. Con “Master Of Puppets” (perteneciente a los estadunidenses Metallica), enardecieron al foro del Reforma en una explosiva ejecución que atrapó a los espectadores en su totalidad. Pero también regresó una vez más Pérez para hacer de las suyas y aprovechó para lucir su español, tarareando a capela “El Rey”, del compositor guanajuatense José Alfredo Jiménez, recibiendo a cambio calurosos aplausos y alaridos, para más tarde arrojar “Cold Blood”. Volvieron los covers para que se apreciara “Seek and Destroy” (Metallica) e “Inquisition Symphony” (Sepultura), al tiempo que el carismático Eicca Toppinen con su larga cabellera rubia regalaba altas dosis de metal y agradecimientos. Esto dio paso para escuchar el insólito Himno Nacional al mero estilo de Apocalyptica, en una gala armónica con los violonchelos y que hizo que la audiencia corease estrofas patrias. Ya corrían poco más de dos horas de show y tras recordar que se cumplieron en este 2016 los 20 años del lanzamiento de su disco debut Plays Metallica By Four Cellos, llegó “Nothing Else Matters”, logrando la satisfacción de la fanaticada. Antes de finalizar, destacó “I Don't Care”, pero para honrar nuevamente y dar cerrojazo los Apocalyptica pusieron en alto su influencia que viene del grupo que comandó James Hetfield, rasgando sus instrumentos con el clásico “One”. Eicca Toppinen, Perttu Kivilaakso, Paavo Lötjönen, Mikko Sirén y Franky Pérez, se despidieron con una caravana y arrodillándose, en tanto prometieron que pronto regresarán a tierra azteca. (crónica solicitada a César Muñoz Valdez para los lectores de Apro)

Comentarios