Muere Armando Molina, creador del Festival de Avándaro; Batres prepara tributo

sábado, 23 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Fallecido el viernes 22 en Sonora, Armando Molina Solís --cantante de La máquina del sonido quien hacia 1971 organizó el elenco rockero del Festival de Avándaro--, será recordado en un tributo por el senador Martí Batres (Morena) y músicos este lunes 25 de noviembre, en el Patio del Federalísimo del Senado de la República, a las 10 de la mañana. https://youtu.be/NsnOV1VfT8g Batres escribió en su cuenta Twitter: Lamento el fallecimiento de Armando Molina, artífice y alma del Festival de Avándaro. Le haremos un homenaje el próximo lunes 25 de noviembre a las 10 am, en el Patio del Federalismo del Senado de la República. La noticia fue reiterada a la agencia informativa Apro por el productor Jorge Pantoja (fundador del Tianguis del Chopo de 1980 e impulsor de los libros y la película Rupestres de 2013), quien el viernes temprano escribió en su cuenta de Facebook: Estoy conmovido, como saben, hoy a las 4 de la mañana nos dejó Armando Molina. Anoche hablé con él, llegaba con su nieto a una casa de instrumentos musicales en Sonora. Me dijo: ‘Me estoy reponiendo para en enero estar listo para el concierto del Gran Fórum’ que yo le organizaba. El evento del lunes 25 en el Senado se confirma y será por supuesto un homenaje al artífice del Festival de Avándaro y se entregarán diplomas a algunos de los músicos que tocaron entonces. “En cuanto al homenaje en el salón Gran Fórum, lo hablaremos con Adriana, su hija, para replantearlo en 2020”, añadió Pantoja a Apro. Pantoja se refiere a que a comienzos de noviembre lanzó el cartel de un toquín denominado Avándaro por Armando en el Gran Fórum de Taxqueña, Ciudad de México, con boletos a precio de preventa de 150 pesos y el mero día de la tocada, a comienzos del 2020, “a 200 varos”. Los grupos que habían confirmado su participación para tocar en el concierto homenaje a Armando Molina del Gran Fórum, “para juntar dinero para sus medicamentos, apoyar su traslado a la Ciudad de México y recibir tratamiento”, eran: “José Cruz y Real de Catorce, Tex Tex, Transmetal, el pianista Lalo Toral de Los Yaki, Rafael Acosta con sus Locos (Rubén Albarrán, de Café Tacvba y Piro de Ritmo Peligroso); Paco El mastuerzo, de Botellita de Jerez; Jorge Alarcón y Marisela Durazo, de Tequila; El Bozo, de Peace & Love, y Kenny & Los Eléctricos, Marisela y el ingeniero de sonido de Avándaro, Víctor León. Algunos de ellos estarán el lunes en la entrega de reconocimientos a los rockeros de Avándaro”. La fecha prevista del 18 de enero de 2020 para Avándaro por Armando se cancela por la muerte de Molina, quien cumplió el pasado 13 de noviembre 73 años de edad. https://youtu.be/7COYJnMdGpM Ya desde el 28 de octubre, Genoveva La Veva González, hermana de Rockdrigo González, en su chat rockero de Whats App (dedicado al Profeta del Nopal y autor del “Metro Balderas”, en pos de crear una Casa de Músicos retirados, enfermos, accidentados o convalecientes) reprodujo lo escrito en Facebook por Lara Lozano Arturo, quien daba a conocer la precaria salud que padecía Armando Molina, “músico, periodista, promotor, escritor e historiador del rock mexicano”, con una foto del artista, agregando La Veva: “Se pide ayuda, está muy grave y requiere ser trasladado a CD de México. Informarse y apoyar”. Un número de cuenta bancaria de Armando Molina Solís en BBVA Bancomer para depositarle fondos circuló; pero a decir de Pantoja, fueron escasos los dineros recaudados y el deceso del bajista y vocalista ocurrió el viernes 22 por la madrugada. “Yo había estado en contacto con él pues me llamó para decirme que se había ido a Sonora, después que había superado un cáncer, pero que estaba en cama y no podía moverse, su nieto debía llevarlo en silla de ruedas. La cuenta que se abrió no consiguió gran cosa monetariamente y decidí realizar un concierto con imágenes del Festival de Avándaro, contacté a algunos rocanroleros para que participáramos en un evento ya que Víctor Guzmán González, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Música (SUTM) nos ofreció el Gran Fórum y la propuesta sigue en pie.” No todos a quienes invitó Pantoja quisieron participar, menciona: Lira’nRoll, El Haragán, ni Roco de la Maldita Vecindad, por ejemplo. O Luis de Llano, quien supuestamente jamás depositó nada de plata a Molina. Entrevistado por Elizabeth Escobar, de El Universal, De Llano lamentó: “El legado más importante es que deja un par de libros, uno sobre Avándaro y otro que publicaba semanalmente sobre los grupos de rock que fueron conocidos desde los setentas hasta los noventas en Whats App… Es una pena perder a un amigo tan cercano y tan cuate como lo fue Armado por muchos años”. Jorge Pantoja estaba a punto de imprimir los boletos para Avándaro por Armando en el Gran Fórum el lunes 25. “Hay muchas versiones de por qué se había ido a Hermosillo… Mira, cuando lo vi tocar por el ‘Wings’ de la Portales me dijo que no tenía chamba y había tenido que vender su casa de la colonia Educación, muy bonita, en Coyoacán, todos sus discos y algunos souvenirs de Avándaro. Dicen que deseaba estar cerca de la frontera para tocar en Estados Unidos, pero entonces comenzaron sus problemas de salud. Yo escuchaba que conforme se agravaron sus molestias de la vejiga se desesperaba, quería vender un libro sobre sus memorias de Avándaro y yo le dije que haríamos la tocada para conseguirle lana en el evento del Gran Fórum. ‘No quiero lana’, me decía, ‘quiero salud’. Y conforme iba juntando a rockeros para tocar en el tributo en el Gran Fórum, me decía, ‘¡No, no, espérame hasta diciembre!’; yo lo oía muy insistente y no podíamos dar marcha atrás. Pero ayer se nos adelantó.” Pantoja añadió en su chateo: En el marco del homenaje a Armando Molina, el senador Martí Batres entregará diplomas a algunos músicos que participaron en el emblemático Festival de Avándaro, así como a otros que actuarán en la entrega de diplomas, como Charly Hautvogel, de Three Souls in My Mind, o en beneficio del también líder del grupo La máquina del sonido. Esta ceremonia tendrá lugar ya este lunes 25 de noviembre en el Patio del Federalisimo en el Senado de la República. No olviden llevar su credencial del INE para el acceso. La cita es a la 10. No faltó quien criticara a Batres en su tuit, como Arnoldo Borraz (@masoazul), quien le replicó: Lo hubieran ayudado durante su enfermedad, ya muerto para qué… Pantoja concluyó: “Me he enterado de que también quien ha estado muy mal de salud Keko Figueroa, otro de los grandes pioneros del rock mexicano y que tocara percusiones y cantara con la Tinta Blanca, también presente en el Festival de Avándaro, y últimamente Jurassic Rock del bajista Rafael González Kazt, de Cristal y Acero.” https://youtu.be/bs7ZFQaM5es Avándaro por Armando Entrevistado por Roberto Ponce en 2006, a 35 años del Festival de Rock y Ruedas en Avándaro, Molina dijo: “Muchos no se acuerdan del 11 de septiembre de 1971 en Avándaro, en parte porque se recuerda más el golpe de Pinochet a Allende en Chile y después por la caída de las Torres Gemelas. Toda la generación veinteañera de ese 1971 estamos sesenteando, la brecha generacional se bifurcó y cae en el olvido. El mentado mal del Al-Jaime (Alzheimer)… https://youtu.be/uhh7j2cdAXk “Cada año he procurado hacer reuniones por Avándaro y todavía en 1998 con ayuda de Tala Meléndez, que en paz descanse, hicimos en el Metropólitan un espectáculo muy bonito. Tú participaste en conferencias con Óscar Sarquiz y Jorge Pantoja, del Tianguis del Chopo; tocaron Canned Heat de Fito de la Parra… También el grupo de Janis Joplin, Big Brother and Holding Company y como productor me quedó la espina clavada, porque si no vas a hacer algo mejor, no hay que hacer ni convocar nada. “Mira, a Kiko el magnífico vocalista de Bandido que vive de jingles le dio una embolia, y a Quique, el trombonista de Love Army, algo por el estilo. Algunos roqueros ya ni tienen ánimos de recordar Avándaro y este año, lejos de haber más recuerdo, hubo menos. Todavía el año pasado con Sergio Jalife, en Canal Once, acudí a un programa especial y este año no pasó nada.” –¿Qué significa Avándaro después de 35 años? –Sociológicamente, fue muy importante porque se dio la convivencia entre clases sociales en total paz y amor, pese a ser una filosofía adoptada de los jipis de Estados Unidos, quienes reaccionaron contra la Guerra de Vietnam. Aquí por reflejo nos tocó, pensando en que los jóvenes y los estudiantes habíamos sentido la matanza del 68 sin ton ni son por un gobierno autoritario y represivo encabezado por Díaz Ordaz y por Echeverría en Gobernación. Pelón como lo ves, todavía se le quiere hacer juicio político, pero lo defienden sus abogados y alegan pendejadas… “Porque mira, hay madres que aún añoran y siguen buscando a sus hijos. Hubo presos políticos desparecidos, además de muertos que arrojaron a la fosa común o en los campos militares, se dice, en el 68. Pasaron tres años y vuelve la represión con Los Halcones, un grupo de choque instrumentado, auspiciado y preparado por el gobierno mismo que comete tropelías contra la juventud el Jueves de Corpus Cristi en junio de 1971 y dijimos: ‘¡Híjole!, pues ojalá no vaya a pasar nada en el festival’…” Aquel festival empezó con la idea de ellos cuando me hablaron, o sea, de Luis de Llano, Eduardo López Negrete y Justino Compeán, para organizar una noche mexicana con dos grupos, concretamente, La Revolución de Emiliano Zapata, de Guadalajara, y Javier Bátiz, de Tijuana. “Mi grupo La Máquina del Sonido había tronado. Yo estuve rolando por Brasil y Argentina en el 70 con el pianista Lalo Toral, de Los Locos, y que ahora está con el Tri; pero manejaba al Ritual, Peace and Love de Tijuana, al Epílogo y a Bandido con Kiko. “Se lo planteé así a La Revolución y a Javier Bátiz: ‘Va a haber una noche mexicana, queremos que vayan. Aquí hay un cheque para que se lo repartan’, pero El brujo Bátiz dijo que no: quería toda la lana para él; eran 40 mil pesos. Incluso, llegué a devolverles el dinero a los organizadores y me dijeron: ‘No, no es para tanto, si la Revolución tiene comprometida la fecha y Bátiz no quiere, lleva de los tuyos, Peace and Love y Ritual’. Mis otros grupos inmediatamente también me pidieron que los llevara, como El Epílogo, Bandido que acababa de integrarse. Consulté a los organizadores; se negaron porque iba a salir muy caro, y les respondí: ‘No, con los mismos 40 mil van los cuatro’, y ellos: ‘¡A todo dar!, así hay más chorcha y más animación, comenzaríamos más temprano la noche mexicana”. La tocada en Avándaro iba a ser al día anterior de la carrera de autos, pero luego, otros conjuntos, como Tinta Blanca, Los Yaki con Mayita Campos, Los Tequila y los Dug Dugs, le pidieron su inclusión. “Luis de Llano, muy hábilmente, propuso que fuera un Festival de Rock y Ruedas, que así se llamaría. Las disqueras se acercaron a mí de última hora Jorge Alberto Riancho, también que en paz descanse, de la Capitol, quería que incluyera a El Amor, de Monterrey, y el señor Enrique de Noriega, de Polydor, que si metía a La Tribu, también de Monterrey, que a la mera hora no fue, pero nos mandaron a La División del Norte, de Reynosa. “Sociológicamente, se da en Avándaro 1971 el fenómeno de la convivencia de paz y amor…  –Hace unos meses, comentabas que para que tu libro sobre Avándaro quedara completo, necesitabas los testimonios de Justino Compeán y Luis Echeverría, los únicos que te faltaban de entrevistar… –Sí, pues, de Hank González no pudimos actualizar un testimonio tras mucho tiempo. De Echeverría sería interesante ver qué opina, luego de haber tenido a su comando a Los Halcones; oír qué piensa de que en Avándaro, con una reunión juvenil tan grande, no hubo problemas. “Y Justino Compeán Palacios, quien precisamente hoy asume la presidencia de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), hay que felicitarlo por ser una persona emprendedora, capaz y entusiasta, pero muy alejada de la música. Fue un garbanzo de a libra en ese festival, porque de aquellos que organizamos el Avandarazo prácticamente quienes hemos vivido en la música y del espectáculo sólo somos el productor Luis de Llano y yo.”