Pese a incerteza presupuestal, Elisa Carrillo y Cuauhtémoc Nájera apelan por una nueva etapa de la CND

jueves, 21 de febrero de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A la espera de un presupuesto, pero con un proyecto de trabajo que contempla al menos el próximo semestre, Elisa Carrillo, prima ballerina del Staatsballet Berlín, y Cuauhtémoc Nájera se presentaron oficialmente como co-directores artísticos de la Compañía Nacional de Danza (CND). “Carmen” del coreógrafo Alberto Alonso, “Giselle” en la versión coreográfica de Anton Dolin, los estrenos “Por vos muero” de Nacho Duato y “Palladium” de Stalisnav Fechon; así como “Carmina Burana”, de Nellie Happee, son algunas de las propuestas que presentarán en esta nueva faceta de la CND. También adelantaron que los 72 bailarines de la compañía tendrán a maestros invitados, entre ellos a Julio Bocca, José Manuel Carreño y Valentina Sabina. Todo esto forma parte de un proyecto que trabajaron en corto (cerca de tres semanas) e incluye también a David Bear como director ejecutivo y al bailarín de origen ruso Mikhail Kaniskin, esposo de Carrillo, como “promotor internacional honorario”, quienes en conjunto buscarán replantear el perfil artístico de la CND a través de varios ejes: La preservación y fomento del repertorio tradicional y contemporáneo, el reforzamiento de la identidad y mayor presencia a nivel nacional. “Tenemos juntas a las horas más bizarras que se puedan imaginar, pero la tecnología ayuda mucho y no hay mayor problema, tenemos claro lo que queremos. El diseño artístico será en conjunto”, explica Nájera desde la oficina de la dirección de la CND en entrevista con la prensa, que aunque el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) ofreció para cada medio, terminaron siendo agrupadas en rondas, además de que entregaron dos comunicados, uno por parte del institución y otro de la Fundación Elisa Carrillo A.C., lo cual provocó desconcierto entre los representantes de los medios. Carrillo explicó que tanto su trabajo en el ballet, como en su fundación y el mismo Festival Danzatlán no representan reto complicado alguno: “Trabajamos en equipo, Cuauhtémoc estará aquí, yo haré la parte internacional,  lo decidimos juntos y lo podemos hablar, puedo venir cuando tenga el tiempo, tampoco es necesario que este en México. Esto se trata de unir fuerzas para tener un resultado, no es algo nuevo en lo que me involucro, llevo tiempo trabajando desde Alemania en México y en otras partes del mundo.” En torno al presupuesto para la compañía, cuya cantidad aún no es definitiva, explicó David Bear: “Nunca será suficiente para la cultura en el país, pero hay altos niveles de gestión, hay una complicidad artística, hay una parte que nos hace pensar que será posible realizar la programación, partimos de tener el mismo  presupuesto del año pasado, de cerca de 17 millones de pesos”. ¿El reto?, se le pregunta a Nájera, y responde: --Dar voz a los coreógrafos mexicanos, nos interesa porque después de cierta generación con Gloria contreras, Nellie Happee, Carlos López, hay muchos coreógrafos que dominan el lenguaje del ballet. Ahora hay algunas voces como Ricardo Domingo, Francisco Rojas, pero son pocos y sí nos importa mucho. “También llevar a la compañía a otros estados, la compañía no ha dejado de viajar, hace tres semanas la CND estuvo en León y regresó, creo que si logramos en un esfuerzo coordinado podría, por ejemplo presentarse en Querétaro, León, Guanajuato, eso abarata costos y lo hace viable, es decir que no viaje por una propuesta individual sino por una propuesta propia.” Refirió Mikhail  Kaniskin en español perfecto: “Vi a los bailarines en ensayos y pocas veces he visto ese brillo en los ojos de los jóvenes que quieren hacer algo nuevo, que creen en esta nueva etapa y esto es lo importante. Mi trabajo es honorario, pero de apoyo al trabajo de una gran artista mexicana (Carrillo), a los jóvenes talentos mexicanos, la compañía, tampoco es fácil”.

Comentarios