Cultura

Reconocimiento a legado lingüístico de Andrés Bello

La primera edición de la Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos, escrita por Bello en 1847, fue depositada en la caja de seguridad número 1.626 de la antigua cámara acorazada del Instituto Cervantes, como parte de los homenajes.
sábado, 26 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La red panhispánica Canoa --de la cual es cofundadora la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y actualmente secretaría pro tempore-- rindió homenaje al intelectual y humanista Andrés Bello en Madrid, España, para conmemorar el 155 aniversario de su fallecimiento.

En el marco del programa de actividades, iniciado el pasado 14 de diciembre, se destacó el carácter de patrimonio cultural compartido del idioma español, al depositarse en la caja de seguridad número 1.626 de la antigua cámara acorazada del Instituto Cervantes, la primera edición de la Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos, escrita por Bello en 1847.

Fue el escritor Andrés Ordóñez, director del Centro de Estudios Mexicanos (CEM) de la UNAM en España, quien, en su calidad de secretario ejecutivo de Canoa, junto con los representantes de los institutos fundadores de la red, Martín Gómez, del Caro y Cuervo de Colombia; Luis García Montero, del Cervantes; y Alonso Ruiz Rosas, del Centro Cultural Inca Garcilaso del Perú, depositó el documento histórico.

En la ceremonia, evocó al humanista y filólogo renacentista Antonio de Nebrija, reconocido como el autor de la primera gramática del castellano, al señalar:

“Si nuestro devenir histórico hizo de la gramática de Nebrija un régimen lingüístico de expansión y de la gramática de Andrés Bello un régimen lingüístico de apropiación, quede este homenaje a la memoria y la obra de este humanista insigne, como un gesto de celebración hacia el futuro en el encuentro de nuestra identidad compartida para la recuperación de nuestra completitud transatlántica”.

El también diplomático coincidió con las palabras de García Montero, al recordar los objetivos del Proyecto Canoa, que dio a conocer en entrevista con el semanario Proceso el pasado 4 de julio:

“La internacionalización de la cultura en español, especialmente en los países de lengua no española… (y) la afirmación en la coyuntura multipolar contemporánea en nuestra calidad como un polo de civilización, a partir de la unificación de nuestra diversidad cultural en y a partir de la lengua compartida”.

La Gaceta UNAM dio a conocer, por su parte, que además de las instituciones fundadoras, mencionadas arriba, en los últimos meses se han sumado al proyecto la Universidad de Buenos Aires, de Argentina, y la Secretaría de Cultura del Estado de Jalisco de nuestro país.

En el homenaje, los integrantes de Canoa evocaron la figura de Andrés Bello, nacido en Caracas, en 1781, y quien falleció el 15 de octubre de 1865 en Santiago de Chile. La doctora Elizabeth Rojas Samperio, investigadora de la UNAM, lo considera el  “primer humanista de América Latina” y destacó en su intervención su amplio perfil pues fue historiador, jurista, legislador, filólogo, naturalista, diplomático, poeta, filósofo, político y educador, “hijo claro de la Enciclopedia y por tanto del racionalismo filosófico, que determina la lógica racional discursiva”.

La especialista destacó en su conferencia que Bello propuso en sus “indicaciones sobre la conveniencia de simplificar y uniformar la ortografía en América”, introducir la letra “ch” y suprimir la “y”:

“En su gramática se propone rescatar vocablos de uso regional, aceptar la herencia española, pero buscar la identidad propia, desde una perspectiva culta: La lengua se hace y se renueva, por eso, si bien no obedece de manera absoluta a la Real Academia de la Lengua Española, no busca ser totalmente diferente, su mayor crítica es el enfoque latinista de la gramática. Anticipa, de alguna manera, lo que hoy se denomina pragmática”.

 Las diversas intervenciones reafirmaron la vigencia de las aportaciones de Bello a las culturas iberoamericanas. La Gaceta UNAM resumió que se trata de “una de las figuras esenciales de la cultura en español”. Añade:

“Como estudioso de la lengua, su Gramática de la lengua castellana sigue siendo un pilar fundamental para la comprensión de nuestro idioma en el espacio supranacional, supraétnico y suprageográfico que vinculaba infinidad de pueblos y territorios.

“También en el aspecto jurídico, su fundamental contribución hizo posible el Código Civil chileno de 1855, que ha ejercido una continua influencia en la literatura legal de la América Latina. Del mismo modo, fundamentales fueron en su tiempo sus aportes como crítico literario, pensador y su tarea como rector de la Universidad de Chile”.

Como un reconocimiento al intelectual latinoamericano, la Organización de los Estados Americanos instituyó el Premio Interamericano de Educación “Andrés Bello”.

La Gramática… del humanista quedará resguardada durante un año, hasta el 14 de diciembre de 2021, en el Instituto Cervantes, en Madrid.

Más de

Comentarios