El "Kikín" Fonseca: El amuleto

sábado, 11 de diciembre de 2004
México, D F, 10 de diciembre (apro)- Son jugadores de futbol que se distinguen por ser un acontecimiento como relevos Pero luego, en cuanto se convierten en titulares, pierden su encanto Otros tardan en llegar a las posiciones de privilegio y a las grandes bolsas del futbol Y de repente se convierten en una especie de amuleto viviente En los últimos 12 meses el caso más significativo lo tiene José Francisco Fonseca Guzmán, cuyo nombre propio, así nada más, no significa mucho, porque ni siquiera es conocido; pero gracias al mote de batalla adoptado para rendirle un homenaje permanente a su hermano fallecido, se ha hecho una figura popular con el sobrenombre de "Kikín" A sus 25 años (nacido el 2 de octubre de 1979, en León, Guanajuato), el "Kikín" Fonseca ya acarició las mieles del éxito, no sólo por el campeonato del torneo anterior con Pumas, sino por su llamado a la Selección Nacional y porque ya firma autógrafos a granel y camina llevando con donaire la aureola de los hombres trascendentes A Fonseca las cosas no le rodaron fácil Apenas a los 25 años empieza a cosechar la siembra que realizó "puebleando" en la Primera "A" con León, Unión de Curtidores, Venados de Yucatán y Reboceros de La Piedad, hasta que con este equipo debutó en primera nacional el 22 de julio de 2001, a los 22 años, contra el Guadalajara, siendo una especie de "remiso del futbol" A los 25 fue convocado por primera vez a la selección mayor por Ricardo Antonio LaVolpe Aunque ya su mote sea muy familiar, en realidad tiene tres años en Primera División; y como titular de Pumas, apenas año y medio Y ya cuenta con un título de Primera "A" con La Piedad y otro de primera nacional con Pumas Este sábado podría llegar a su tercera corona "Ganando el partido del sábado redondearíamos un año maravilloso", dice "Kikín" a la agencia Apro Reconoce que en Pumas hay un excelente ambiente, "y el equipo tiene una actitud permanente de triunfo" Sus últimos 12 meses cambiaron su vida porque "el futbol es como la vida: nunca dejas de aprender" Fonseca recuerda la operación del hombro el torneo pasado y que, a su herida le dedicaron el título, porque motivó a todo el plantel "Todos estamos para lo mismo", acepta con una humildad que seguramente pronto perderá porque la fama marea hasta a los más sensatos "Kikín" admira a Hugo Sánchez no sólo como entrenador que le dio la oportunidad, sino como un centro delantero al que vio por televisión siendo niño: "Ahora aprendo mucho de sus consejos porque él también fue centro delantero Me enseña movimientos en el campo y cosas de la vida fuera del campo" No le molesta que Hugo lo utilice por el lado derecho, en lugar de estar como eje de ataque como juega en la Selección: "Yo juego donde Hugo me ponga Es el entrenador que me ha enseñado más de futbol y si le sirvo en el lado derecho o en centro del ataque, ahí juego" Francisco recuerda a su hermano "Kikín", quien falleció hace algunos años Utiliza su mote para rendirle un homenaje permanente, pero también recibe su ayuda: "Desde el cielo él siempre me echa la mano"

Comentarios